Gratis
Mao Zedong

Sobre La Guerra Prolongada

Japón había invadido China y ocupado Manchuria en 1931. Mao en 1938 define la táctica de Frente Único Antijaponés, el que se conformaría en 1937, tras el "incidente de Sian" en el que dos generales del Kuomintang, partidarios del Frente Único, arrestan a Chiang Kai-shek con la intención de fusilarlo. Mao envía a Zhou Enlai como mediador, quien sostiene en nombre del Partido Comunista que matar a Chian Kai Sek en ese momento favorecía al imperialismo japonés. Chiang Kai Sek es liberado y se firma un programa de 10 puntos, que tenía como centro poner fin a la guerra civil y unirse para resistir al Japón, y la condición era que cesaran los ataques al Ejército Rojo por parte del Kuomintang.
Será en este contexto (1938) cuando Mao, desarrollaría su obra de estrategia militar: “Sobre la Guerra Prolongada”, que lo acreditaría tanto en la teoría como en la práctica en la lucha contra la invasión japonesa y en el posterior enfrentamiento con el Kuomitang hasta la fundación de la República Popular China en 1949, como uno de los mayores estrategas militares de la historia de la humanidad.
Los enunciados de esta obra maestra de estrategia militar recuerdan en muchos pasajes a la obra: “El Arte de la Guerra” escrita 2300 años antes por Sun Tzu, Obra más conocida que la de Mao en Occidente, pero, sin lugar a dudas, hay que considerar que por su proximidad histórica y por estar avalada por la práctica la obra de Mao “Sobre la Guerra prolongada”, tiene una mayor vigencia.
140 páginas impresas
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    J8748compartió una citahace 2 años
    La temeridad desesperada es miopía militar, nacida a menudo del temor a perder territorio. Quien actúa con temeridad desesperada no sabe que uno de los rasgos característicos de la guerra de movimientos es la movilidad, que no sólo permite sino exige que un ejército de campaña avance o retroceda a grandes zancadas.
    J8748compartió una citahace 3 años
    La movilización decidida y amplia de todo el pueblo es la única forma de obtener inagotables recursos para atender a todas las necesidades de la guerra. Además, desempeñará ciertamente un gran papel en la aplicación de nuestra táctica de derrotar al enemigo desorientándolo y tomándolo desprevenido.
    J8748compartió una citahace 3 años
    Así puede verse que, si bien la superioridad o inferioridad en la capacidad bélica es la base objetiva que determina la iniciativa o la pasividad, no constituye en sí misma la iniciativa o la pasividad efectivas; sólo mediante una lucha, una pugna entre las capacidades subjetivas, puede surgir la iniciativa o la pasividad efectivas. En la lucha, una dirección subjetiva correcta puede transformar la inferioridad en superioridad y la pasividad en iniciativa, y una dirección subjetiva errónea puede hacer lo contrario. El hecho de que las dinastías gobernantes no hayan podido vencer a los ejércitos revolucionarios, demuestra que la simple superioridad en ciertos aspectos no asegura la iniciativa ni mucho menos la victoria final. El bando que se encuentra en estado de inferioridad y pasividad puede arrebatar la iniciativa y la victoria al bando que tiene la superioridad y la iniciativa, si crea ciertas condiciones mediante una gran actividad subjetiva, de acuerdo con las circunstancias reales.

En las estanterías

    Bookmate
    Literatura china
    • 7
    • 46
    Rocío García
    Pendientes
    • 415
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)