Virginia Woolf

Lunes o martes

    Juevescompartió una citahace 2 años
    Deseando la verdad, esperándola, destilando laboriosamente unas pocas palabras, deseando siempre
    Dancompartió una citahace 9 meses
    Perezosa e indiferente, sacudiendo con facilidad el espacio de sus alas, conocedora de su camino, pasa la garza sobre la iglesia, bajo el cielo. Blanco e indiferente, ensimismado, el cielo cubre y descubre sin cesar, se va y se queda. ¿Un lago? ¡Quítale las orillas! ¿Una montaña? Sí, perfecto, con el oro del sol en las laderas. Cae desde lo alto. Helechos o plumas blancas, siempre, siempre…
    Jero Sietecompartió una citahace 9 meses
    Blanco e indiferente, ensimismado, el cielo cubre y descubre sin cesar, se va y se queda.
    Jacarandacompartió una citahace 9 meses
    ¿Azúcar? No, gracias… La commonwealth del futuro
    Dani.srcompartió una citael año pasado
    Perezosa e indiferente la garza regresa; el cielo cubre con un velo sus estrellas; las borra luego
    Verocompartió una citahace 2 años
    ¿la verdad?, o bien, ¿satisfacción con su proximidad?
    Verocompartió una citahace 2 años
    Deseando la verdad, esperándola, destilando laboriosamente unas pocas palabras, deseando siempre (se inicia un grito a la izquierda, otro a la derecha; ruedas golpean divergentes; omnibuses se conglomeran en conflicto), deseando siempre (el reloj asevera con doce claras campanadas que es mediodía; la luz vierte escamas de oro; niños se arremolinan), deseando siempre verdad. Roja es la cúpula; de los árboles cuelgan monedas; el humo sale lento de las chimeneas; ladrido, alarido, grito. «Compro metal»… ¿Y la verdad?
    Jose Xerepcompartió una citahace 2 años
    Deseando la verdad, esperándola, destilando laboriosamente unas pocas palabras, deseando siempre
    Jose Xerepcompartió una citahace 2 años
    el cielo cubre con un velo sus estrellas; las borra luego.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)