Libros
Julia Armfield

Nuestras esposas bajo el mar

  • Florencia Záratecompartió una citahace 2 años
    Recuerdo su modo de mirarme, el oleaje abierto de su mirada, como si yo fuera algo que ella había inventado, que había cobrado vida gracias a los poderes de la electricidad
  • ILucompartió una citael mes pasado
    problema con las relaciones entre mujeres es que ninguna de las dos es automáticamente la que está equivocada, lo cual, para ser francas, hace mucho menos divertida una discusión.
  • ILucompartió una citael mes pasado
    Pienso en mi propia boca, la imagino llena de cosas que no tendrían que estar ahí, gemidos fantasmales de palabras que murieron antes de que mi lengua pudiera darles forma.
  • ILucompartió una citahace 2 meses
    El pánico es un desperdicio de oxígeno.
  • hipocampocompartió una citahace 3 meses
    Creo que es más fácil abrirse paso a arañazos en lo que somos con la esperanza de recuperar algo, de sacar algo singular de los escombros y sostenerlo en alto hacia la luz.
    En pedazos, entonces: nos conocimos hace mucho tiempo.
  • hipocampocompartió una citahace 3 meses
    Se puede recorrer la exposición así, eligiendo las imágenes favoritas, poniendo puntos al lado de los marcos de las pinturas que más quieres conservar. Más difícil es la tarea de unir los cuadros, de conectar los puntos de manera que tengan un sentido tangible.
  • ILucompartió una citahace 5 meses
    el silencio es como una espina dorsal que atraviesa la nueva forma que ha tomado nuestra relación.
  • Florencia Záratecompartió una citael año pasado
    Cuando era más joven, creo que alguna parte superflua o despreocupada de mí pensaba que no existía algo así como la pena, que era solo que las cosas se metían en el pecho, más allá de las costillas, y encontraban que no había salida. Por supuesto, ahora sé que eso era una estupidez, que todas las cosas en las que creemos terminarán siendo ridículas
  • Florencia Záratecompartió una citael año pasado
    Más tarde, me senté en la silla de mi madre junto a la ventana y pensé en el modo curioso que ella tenía de ser más abierta conmigo cuando hacía mal tiempo, como si el repiqueteo del aguanieve contra los cristales de las ventanas sirviera de tapadera para sus confidencias. Yo solía pensarlo así: con la lluvia hay conversación
  • Florencia Záratecompartió una citael año pasado
    creer que cada cosa aburrida o diaria que hagamos volverá a suceder muchas otras veces. Ponerle un límite incluso a las cosas más tediosas –la cantidad de veces que sales a comprar un café, la cantidad de veces que descongelas la heladera– es reconocer la realidad de una manera que equivale a la tortura
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)