Gratis
Fernán Caballero

La farisea

Paseaban por el campo que une al continente de la Isla la ciudad de Puerto Rico, el brigadier D. Agustín Campos, coronel de un regimiento recientemente llegado de la madre patria, y un joven teniente, su ayudante. El entusiasta cariño que este joven demostraba a su anciano jefe, había sido y era el tema de burlas y censuras poco benévolas entre sus compañeros; los que no pudiendo comprender que un joven de brillantes prendas, formado para agradar y sobresalir en cualquier reunión, prefiriese a todas ellas la sociedad de un austero anciano, atribuían esta preferencia, el uno a baja adulación, el otro a orgulloso desdén, otros en fin a extravagancia; en vista de que no hay intolerancia más acerba que la de la medianía hacia la superioridad. Pero todos estos desahogos de la malignidad se ceñían a sonrisas burlonas, a indirectas y chistes embozados: tal era el respeto que la conducta digna, cortés e intachable del joven teniente había sabido inspirarles.
87 páginas impresas
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Mauricio De Martinicompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    🔮Profundo

Citas

    Mauricio De Martinicompartió una citael año pasado
    -Perfecta viuda.

    -Sin haber sido buena casada.
    Mauricio De Martinicompartió una citael año pasado
    cuando el egoísmo paraliza el corazón… la conciencia está inerte!
    Mauricio De Martinicompartió una citael año pasado
    la tumba se alzase el remordimiento, cual la vara de Moisés, para hacer brotar fuentes de las rocas.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)