Citas de “El diario de un loco” de Lu Xun

Jovani González Hernández
Jovani González Hernándezcompartió una citahace 5 meses
Me ha sido imposible conciliar el sueño, la mayor parte de la noche me la he pasado leyendo atentamente, y al final he descubierto, entre líneas, que todo el libro está ocupado por dos ideogramas: chi ren (comer hombre).
Noé Muñoz
Noé Muñozcompartió una citahace 2 años
Si son capaces de comer hombre, ¿por qué no iban a comerme a mí?
Enith Rodriguez
Enith Rodriguezcompartió una citahace 12 días
evidentemente se trata de una contraseña. Veo que sus palabras son todas veneno; sus risas, puros cuchillos; y sus dientes, tan blancos y bien afilados. Son ciertamente individuos que comen hombre
Ivonne Jieménez
Ivonne Jieménezcompartió una citahace 2 meses
¿Será que no lo considera algo malo por haberse acostumbrado con el tiempo?
Ivonne Jieménez
Ivonne Jieménezcompartió una citahace 2 meses
¿Cómo me voy a «poner bien»?
Mou Fari
Mou Faricompartió una citahace 3 meses
los verdaderos hombres!
Mou Fari
Mou Faricompartió una citahace 3 meses
Sé que él es el único responsable de la muerte de mi hermana pequeña.
Mou Fari
Mou Faricompartió una citahace 3 meses
Si no cambiáis, acabaréis todos devorados los unos por los otros. Por muchos hijos que tengáis, seréis exterminados por los verdaderos hombres. ¡Exterminados como los lobos por los cazadores! ¡Exterminados como insectos!
Mou Fari
Mou Faricompartió una citahace 3 meses
Son crueles como el león, medrosos como la liebre, astutos como la zorra…
Mou Fari
Mou Faricompartió una citahace 3 meses
Si son capaces de comer hombre, ¿por qué no iban a comerme a mí?
Mou Fari
Mou Faricompartió una citahace 3 meses
Ahora me doy cuenta de que los últimos treinta años he vivido en la oscuridad
vanessagg
vanessaggcompartió una citahace 3 meses
Todos quieren comer hombre, y al mismo tiempo tienen miedo de ser comidos por los demás. Por eso todos se espían unos a otros, con miradas penetradas de desconfianza…
Si se pudiera acabar con estas ideas, ¡qué agradable sería! Poder trabajar tranquilamente, caminar, comer, dormir sin preocupación.
Vic Tor
Vic Torcompartió una citahace 4 meses
ncuentro en la más completa oscuridad; no sé si es de día o de noche. El perro de los Ch
Jovani González Hernández
Jovani González Hernándezcompartió una citahace 5 meses
Hasta hoy no me había dado cuenta de que he vivido años y años en un lugar en el que, desde hace cuatro milenios, se come hombre
Jovani González Hernández
Jovani González Hernándezcompartió una citahace 5 meses
¡Ellos sólo comen carne muerta! Recuerdo que en cierto libro se habla de un ser llamado «hiena», cuya mirada y aspecto son muy desagradables; normalmente come carne muerta, y llega a triturar los huesos con los dientes para tragárselos; cuando uno se pone a pensarlo da verdadero miedo. La «hiena» está emparentada con el lobo, y el lobo es de la misma familia del perro. Anteayer el perro de los Chao me lanzó varias miradas, evidentemente también e toma parte en el complot desde hace tiempo.
Jovani González Hernández
Jovani González Hernándezcompartió una citahace 5 meses
Cuando anteayer el arrendatario de Los lobos vino a contarle a mi hermano que en la aldea se habían comido el corazón y el hígado de una persona, mi hermano no se extrañó lo más mínimo y aprobó con la cabeza. Evidentemente sus sentimientos siguen siendo tan inhumanos como antes.
alesolisozzy2001
alesolisozzy2001compartió una citahace 7 meses
Hermano, es casi seguro que en tiempos remotos, los salvajes comían carne humana. Luego, algunos, al tener diferentes sentimientos, dejaron de comerla, se esforzaron por mejorar y se convirtieron en hombres, en verdaderos hombres. En cambio, otros siguieron comiendo, igual que los insectos, unos se transformaron en peces, pájaros, monos, hasta llegar a convertirse en hombres. Otros no quisieron mejorar, y siguen hoy siendo insectos.
Dave Osorno
Dave Osornocompartió una citahace 7 meses
Hoy no brilla la luna; sé que las cosas no marchan bien.
Maret
Maretcompartió una citahace 9 meses
Tengo unas cuantas palabras que decirte, pero no me salen. Hermano, es casi seguro que en tiempos remotos, los salvajes comían carne humana. Luego, algunos, al tener diferentes sentimientos, dejaron de comerla, se esforzaron por mejorar y se convirtieron en hombres, en verdaderos hombres. En cambio, otros siguieron comiendo, igual que los insectos, unos se transformaron en peces, pájaros, monos, hasta llegar a convertirse en hombres. Otros no quisieron mejorar, y siguen hoy siendo insectos.
Yahir Drg
Yahir Drgcompartió una citael año pasado
Me encuentro en la más completa oscuridad; no sé si es de día o de noche.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)