Terry Brooks

Los herederos de Shannara

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 9 días
    ue parecía. Incluso él podía ser algo distinto de lo que pensaba, y su magia, la espada de dos filos contra la que su tío Walker siempre lo había prevenido.
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 9 días
    ido en su busca. Docenas de ellos intentaban agarrarlo, y sus dedos se encogían y estiraban como si quisieran desgarrarlo. Tuvo la sensación de que se rompía bajo el peso de sus cuerpos.

    En aquel instante retornó la magia, volvió a explotar
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 11 días
    la tuya.

    Hablaba de manera tan convincente, tan segura, que casi logró convencer a Par. El joven vallense se sintió inclinado a aceptar su oferta. Estaba cansado y deseaba que aquella odisea terminara cuanto antes. Sería reconfortante tener a
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 11 días
    urante la ausencia de los druidas. ¡Somos sus sucesores! Tras su desaparición, hemos evolucionado por medio de la magia. ¡Y no somos monstruos que invaden a los hombres, joven del valle… somos hombres!

    Par hizo un gesto negativo.

    —Ahora hay magia en los hombres como la hubo
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 11 días
    trajo nuestro mundo del pasado, el mundo en que vivimos y en el que la Federación cree que es soberana. La magia lo crea todo, hace
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 11 días
    ­to.

    Cuando el pasillo terminó, descendió un tramo de escalera y entró en otro corredor. Anduvo mucho más de lo que hubiera creído posible y, por primera ve
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 11 días
    las tinieblas que la sostenían se resquebrajaron y disolvieron. Teel regresó, un envoltorio frágil y flác
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 11 días
    ­dad. Morgan hizo una finta y lanzó una estocada a las piernas de la muchacha. Ella esquivó el golpe con facilidad. Volvió a intentarlo dos veces más, y la
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 13 días
    Pero Morgan hizo caso omiso de sus protestas y tiró de él hacia la zona iluminada. Padishar Creel se volvió cuando los dos se le acercaron tambaleándose, y los sujetó por los hombros.
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 13 días
    iente por la puerta trasera. Con aquel acto se disponía a culminar sus numerosas traiciones.

    «Nadie, excepto Damson, Chandos y yo conoce el otro camino… ahora que Hirehone ha muerto.»

    Esas eran las palabras que le había dicho Padishar Creel cuando hablaron de la s
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 13 días
    soportes de hierro. Mantenían los pies en movimiento, las manos sobre la barandilla y los ojos mirando al frente, fijos en la muralla del palacio, a la que se acercaban
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 13 días
    n de Damson, y debía creer que era correcta.

    Pensando de nuevo en el enigma de los umbríos, en el misterio de quiénes eran, qué eran y cómo podían ser tantas cosas, se preguntó si no habría umbríos en el campame
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 14 días
    hierro de la flecha. La fuerza del derrumbamiento fue tal que esta atravesó la coraza y la carne de un lado de su cuerpo y salió po
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 15 días
    con estacas enormes para bloquear las pinzas del escalador, mientras el resto lo hizo por los lados y por detrás. El monstruo
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 15 días
    enroscada en su mano. Pero no era una serpiente normal, sino muy peligrosa, y la reconoció en el acto; era un Áspid, una criatura salida de las antiguas leyendas, conce‍
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 15 días
    Walker se apoyó en la pared más próxima, deslizándose sobre la pulida roca del suelo hasta quedar sentado.
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 20 días
    monarcas que habían desfilado bajo su mirada cuando eran llevados al eterno descanso de sus tumbas por personas que jamás salieron.

    «¡Míranos!», murmuraban. «¡Mira lo maravillosas que somos!»

    Podía sentir sus o
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 20 días
    ol, para rechazar el asunto con tanta facilidad. Como había hecho ella, Walker también lo habría pensado con más detenimiento.

    Hizo un gesto de insatisfacción.

    Durante algún tiempo, ella había creído que su propia decisión era irre‍
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citahace 25 días
    Jugó con la visión en el silencio de su mente, cerrándola al mundo por el que viajaba y la incomodidad que sentía.
    Gaspar Reyes Póndigocompartió una citael mes pasado
    Llegaron a otra escalera, descendieron varios niveles y dejaron de escuchar el ruido del agua, pero persistían los sonidos producidos por las uñas de los seres invisibles al rozar la piedra, y el frío se intensificó.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)