bookmate game
Libros
José Emilio Pacheco

Las batallas en el desierto

  • Diana Catcompartió una citahace 7 años
    el amor es una enfermedad en un mundo en que lo único natural es el odio.
  • Emmanuel Garibay Mcompartió una citahace 5 años
    Átomo del inmenso mundo, dispuesto muchos años antes de mi nacimiento como una escenografía para mi representación.
  • Mauricio Sbacompartió una citahace 5 años
    Voy a guardar intacto el recuerdo de este instante porque todo lo que existe ahora mismo nunca volverá a ser igual. Un día lo veré como la más remota prehistoria. Voy a conservarlo entero porque hoy me enamoré de Mariana. ¿Qué va a pasar? No pasará nada. Es imposible que algo suceda. ¿Qué haré? ¿Cambiarme de escuela para no ver a Jim y por tanto no ver a Mariana? ¿Buscar a una niña de mi edad? Pero a mi edad nadie puede buscar a ninguna niña. Lo único que puede es enamorarse en secreto, en silencio, como yo de Mariana. Enamorarse sabiendo que todo está perdido y no hay ninguna esperanza.
  • ángelcompartió una citahace 6 años
    Todos somos hipócritas, no podemos vernos ni juzgarnos como vemos y juzgamos a los demás.
  • Fabs Mayéncompartió una citahace 4 años
    No, no me había curado: el amor es una enfermedad en un mundo en que lo único natural es el odio.
  • Abi Cortéscompartió una citahace 4 años
    Fue el año de la poliomielitis: escuelas llenas de niños con aparatos ortopédicos; de la fiebre aftosa: en todo el país fusilaban por decenas de miles reses enfermas; de las inundaciones: el centro de la ciudad se convertía otra vez en laguna, la gente iba por las calles en lancha
  • Carlos Efren Vadillocompartió una citahace 5 años
    Mi padre dijo que en México todos éramos indios, aun sin saberlo ni quererlo. Si los indios no fueran al mismo tiempo los pobres nadie usaría esa palabra a modo de insulto.
  • Ayskelcompartió una citahace 5 años
    Fue el año de la poliomielitis: escuelas llenas de niños con aparatos ortopédicos; de la fiebre aftosa: en todo el país fusilaban por decenas de miles reses enfermas; de las inundaciones: el centro de la ciudad se convertía otra vez en laguna, la gente iba por las calles en lancha. Dicen que con la próxima tormenta estallará el Canal del Desagüe y anegará la capital. Qué importa, contestaba mi hermano, si bajo el régimen de Miguel Alemán ya vivimos hundidos en la mierda.
    La cara del Señorpresidente en dondequiera: dibujos inmensos, retratos idealizados, fotos ubicuas, alegorías del progreso con Miguel Alemán como Dios Padre, caricaturas laudatorias, monumentos. Adulación pública, insaciable maledicencia privada. Escribíamos mil veces en el cuaderno de castigos: Debo ser obediente, debo ser obediente, debo ser obediente con mis padres y con mis maestros
  • •Dianacompartió una citahace 6 años
    Héctor leía Mi lucha, libros sobre el mariscal Rommel, la Breve historia de México del maestro Vasconcelos,
  • Vαl Nάjerαcompartió una citahace 2 años
    Mi padre señaló que nadie tiene la culpa de estar en la miseria, y antes de juzgar mal a alguien debía pensar si tuvo las mismas oportunidades que yo.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)