Alicia Molina

El cristal con que se mira

    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    —Yo no estoy “malita” —respondió con buen humor—, nomás un poco sorda.
    Erick Paredes Lópezcompartió una citael mes pasado
    Da más fuerza saberse querida que saberse fuerte.
    Erick Paredes Lópezcompartió una citael mes pasado
    quien no oía era la única dispuesta a escuchar.
    Erick Paredes Lópezcompartió una citael mes pasado
    Los problemas eran iguales a los agujeritos en las sábanas. Cuando se acostaba eran casi imperceptibles, en la noche les daba vueltas y cuando amanecía, toda la tela estaba rasgada y sus tribulaciones se habían hecho insolubles.
    Daniela Castillocompartió una citahace 4 meses
    La azoraba la manera en que elegía palabras breves y esenciales. Su saludo, por ejemplo, no fue el clásico ¡hola! o el convencional ¿cómo estás? Sus manos dijeron claramente:

    —¿Dónde está tu sonrisa?

    “Reconocer el término exacto, bello y justo para nombrar la verdad, es hacer poesía”, recordó que dijo la seño Rebe. ¿Sabría Larismar que era poeta?
    Daniela Castillocompartió una citahace 4 meses
    Durante un lustro completo, día a día, ayudando en la limpieza del departamento, acompañó a la señora en su llanto porque no podía tener hijos. Sin embargo, la vio, de pronto, ilusionarse con la idea de adoptar. Cuando supo que le darían una niñita, doña Luisa se enteró aun antes que el papá. Aunque la panza de la inquilina no ganaba volumen, fue viendo cómo la bebé iba echando raíces y crecía en su corazón.
    Daniela Castillocompartió una citahace 4 meses
    Reconoció sorprendida: no tenía miedo. Da más fuerza saberse querida que saberse fuerte.
    Daniela Castillocompartió una citahace 4 meses
    —En cuanto vio tu foto, se reconoció en ti.

    —¿Y qué dijo? —insistió Diego hambriento de detalles.

    —Que necesita tiempo.

    —¿Más tiempo? Yo lo estoy esperando desde que me di cuenta de que no tenía papá, como a los cuatro años.

    —Necesita sólo unos días para asimilar la noticia.

    El silencio de Diego pesó largo rato en la recámara. Elisa quería adivinarle el pensamiento. Cuando habló, supo que todo ese rato había estado haciendo cuentas.

    —¿No le dijiste que yo llevo dos mil novecientos veinte días esperándolo?
    Daniela Castillocompartió una citahace 4 meses
    se fue a la terraza a pensar, pero no se le ocurrió nada; se quedó quieta sintiendo cómo el aire y los árboles y el cielo le apaciguaban el alma, muy poco a poco.
    Ale Mendozacompartió una citahace 4 meses
    Emilia pensó en la paradoja de que quien no oía era la única dispuesta a escuchar.
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    Estaba clarísimo que todo es según el color del cristal con que se mira y que cada problema encuentra su solución. Bastan tres cosas: entender que lo que es, es; atreverse a decir la verdad, y aprender a esperar y confiar, como aconsejaban Edmundo Dantés y su amiga Larismar.
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    Reconocer el término exacto, bello y justo para nombrar la verdad, es hacer poesía
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    Para algunos, buscar es revolver: voltean el mundo de cabeza y no dejan piedra sobre piedra. Otros hacen un rastreo ordenado: recuperan sus propios pasos, imaginan trayectos lógicos, amarrando certezas para no sumirse en lo incierto
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    Su interior era como la recámara de su mamá cuando le entraba furor de limpieza. Todo estaba expuesto y revuelto y ella no hallaba cómo clasificar y dónde colocar tantos sentimientos e ideas viejas y nuevas, sin etiquetar.
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    “la sabiduría humana está contenida en estas dos palabras: confiar y esperar”.
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    Da más fuerza saberse querida que saberse fuerte.
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    Lentamente trazó un círculo envolvente y en un mismo movimiento la subió hasta la boca. Parecía decir “que tu corazón hable” y escribió en su cuaderno: “verdad sincera”.
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    Emilia pensó en la paradoja de que quien no oía era la única dispuesta a escuchar.
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    No permitas que el juicio de ese señor modifique la opinión que tienes de ti misma.
    VaniaMelivethcompartió una citahace 4 meses
    Al mismo tiempo, Rosi traducía con las manos. A Emilia le maravillaba ver y oír dos lenguajes a la vez.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)