Eduardo Halfon

Sobrevivir los domingos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Leyendo desde el noroestecompartió una citael mes pasado
    Había asumido que ella también iría adonde Marjorie, que me acompañaría adonde Marjorie, y así se lo dije. Ella sacudió la cabeza. Hoy no, dijo. Hoy, dijo, sobrevivo sol
    Leyendo desde el noroestecompartió una citael mes pasado
    Es mi manera, aunque mínima e inútil, dijo, de honrar la memoria de un hijo muerto.
    Leyendo desde el noroestecompartió una citael mes pasado
    Dijo: Marjorie Eliot dice que empezó a ofrecer conciertos de jazz en
    Leyendo desde el noroestecompartió una citael mes pasado
    su apartamento, tras la muerte de su hijo, como una manera de sobrevivir los domingos.
    Leyendo desde el noroestecompartió una citael mes pasado
    por su nuevo dueño, Charles Luckeyth Roberts, o Luckey Roberts, el gran pianista de stride
    Leyendo desde el noroestecompartió una citael mes pasado
    Acostumbrada, supongo, como cualquier neoyorquino, a que todos están allí de paso, a que todos
    están allí en su propio y absurdo peregrinaje, a que el mundo entero no es más que un pinche puñado de sal.
    Leyendo desde el noroestecompartió una citael mes pasado
    Pensé en decirle que estaba allí, de paso, para recibir una plata Guggenheim —que Dios los bendiga, escribió Vonnegut o el narrador de Vonnegut—
    Leyendo desde el noroestecompartió una citael mes pasado
    Todo para ennoblecer la memoria de su hijo, a través de la música.
    Leyendo desde el noroestecompartió una citahace 2 meses
    ena Horne. Como la escritora Zora
    Leyendo desde el noroestecompartió una citahace 2 meses
    Como el músico Count Basie. Como el compositor y pianista Duke Ellington. Como el saxofonista Coleman Hawkins. Como el escritor Langston Hughes.
    Leyendo desde el noroestecompartió una citahace 2 meses
    El edificio número 555 de la avenida Edgecombe tiene varios nombres. Algunos lo llaman Paul Robeson Residence. Otros, Roger Morris Building. Otros, The Triple Nickel. Aun otros, Count Basie Place.
    Leyendo desde el noroestecompartió una citahace 2 meses
    St. Nick’s Pub, el legendario club de jazz de Harlem.
    Ann Rodrcompartió una citahace 4 meses
    Dijo: Marjorie Eliot dice que empezó a ofrecer conciertos de jazz en su apartamento, tras la muerte de su hijo, como una manera de sobrevivir los domingos.
    Ann Rodrcompartió una citahace 4 meses
    Hoy no, dijo. Hoy, dijo, sobrevivo sola.
    Ann Rodrcompartió una citahace 4 meses
    Hay nombres que uno anhela gritar.
    Pablo Berthely Araizacompartió una citahace 5 meses
    i manera, aunque mínima e inútil, dijo, de honrar la memoria de un hijo muerto. Guardó silencio, y a mí se me ocurrió que había dicho estas últimas palabras con otra voz. Quizá con la voz temblorosa o más ronca o un poco quebrada. Quizá con la voz obstruida y falsa de un ventrílocuo. Y supe, entonces, pero lo supe con certeza, lo supe con absoluta convicción, que ella también había perdido un hijo.
    Pablo Berthely Araizacompartió una citahace 5 meses
    Como el beisbolista (y primer afroamericano en las grandes ligas) Jackie Robinson.
    Pablo Berthely Araizacompartió una citahace 5 meses
    Como el juez (y primer afroamericano en la Corte Suprema) Thurgood Marshall.
    Pablo Berthely Araizacompartió una citahace 5 meses
    Acostumbrada, supongo, como cualquier neoyorquino, a que todos están allí de paso, a que todos están allí en su propio y absurdo peregrinaje, a que el mundo entero no es más que un pinche puñado de sal.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)