Libros
Tomás de Kempis

Imitación de Cristo

Ebook con un sumario dinámico y detallado: La Imitación de Cristo (título original en latín De Imitatione Christi) es un libro de devoción y ascética católico escrito en forma de consejos breves cuyo objetivo, según el propio texto, es «instruir al alma en la perfección cristiana, proponiéndole como modelo al mismo Jesucristo»,1 según la escuela de la Devotio moderna.2 Se publicó por primera vez de forma anónima en 1418 según algunos autores y en 1427 según otros.3 A lo largo de la historia su autoría se ha otorgado a diversos escritores religiosos, como Inocencio III, san Buenaventura, Enrique de Kalkar, Juan de Kempis, Walter Hilton y Juan Gerson, si bien la mayoría de los estudiosos actuales coinciden en considerar a Tomás de Kempis, miembro de la congregación de los Hermanos de la vida en común, como su autor más probable.4 Se considera uno de los libros cristianos más influyentes después de la Biblia y con mayor número de lectores,1 5 por lo que se trata de un clásico de la literatura mística.6 El libro también es conocido simplemente como Kempis, Contemptus mundi («menosprecio del mundo»), derivado del título del primer capítulo de la obra, o Librito de la reformación del hombre.

La obra está dividida en cuatro partes: «Avisos útiles para la vida espiritual», “Avisos relativos a cosas espirituales”, «De la consolación interior” y «Del Santísimo Sacramento”. En todos los capítulos se hace énfasis en la necesidad de vida interior y retirada del mundo exterior, así como en la importancia de la eucaristía y su devoción como centro de la vida cristiana, creencia que sería contestada por varios movimientos protestantes surgidos en la misma época.
196 páginas impresas
Publicación original
2015

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate

Citas

    ScrLdRvrsTrrscompartió una citahace 4 años
    ¿Qué te aprovecha disputar altas cosas de la Trinidad, si no eres humilde, y con esto desagradas a la Trinidad? Por cierto las palabras sublimes, no hacen al hombre santo ni justo; más la virtuosa vida le hace amable a Dios. Más deseo sentir la contrición, que saber definirla.
    b6389518556compartió una citahace 5 años
    todo es vanidad, sino amar y servir solamente a Dios

En las estanterías

    Ramsés
    Existencial
    • 3
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)