María Fernanda Ampuero

Sacrificios humanos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Rocío Toledocompartió una citahace 24 días
    Hay una edad en la que te pierdes o te ganas.
    Claudia Htcompartió una citael mes pasado
    Vea mija, cuando se emigra uno sabe que va a lo peor, como a la guerra. Uno no emigra si va a andar con miedos. Apriete bien los dientes y apriete bien las piernas y haga lo que tenga que hacer
    Mónica Esparzacompartió una citahace 2 meses
    Vea mija, cuando se emigra uno sabe que va a lo peor, como a la guerra. Uno no emigra si va a andar con miedos. Apriete bien los dientes y apriete bien las piernas y haga lo que tenga que hacer: verá que ya mismo es primero de mes.
    Gaby TeDecompartió una citahace 2 meses
    niñas gordas se alimentan de decepciones. Las niñas famélicas se alimentan de impotencia. Las niñas solitarias se alimentan de dolor
    Gaby TeDecompartió una citahace 2 meses
    Comprendí que hay cosas de los sentimientos que son como infecciones: capaces de gangrenarte entera en segundos, con una boca grotesca que te devora, un baño de mercurio por dentro, una bala de cañón.
    Liz Suastescompartió una citahace 6 días
    Las niñas gordas se alimentan de decepciones. Las niñas famélicas se alimentan de impotencia. Las niñas solitarias se alimentan de dolor. Las niñas siempre, siempre, siempre, comen abismos.
    b0664916926compartió una citahace 11 días
    Una mujer que juró amar a alguien ante sus amigos y ante dios no debería lavar las sábanas ensangrentadas de la cama matrimonial después de que su esposo le rompa sus orificios. Una mujer enamorada no debería tener que desinfectar heridas íntimas. Una mujer no debería llorar de miedo cada vez que su hombre se mete a la cama.
    b0664916926compartió una citahace 11 días
    Los días se suceden a las noches y, en medio de esa danza vieja como el tiempo, en la casa de una mujer se mete la oscuridad.
    b0664916926compartió una citahace 11 días
    Vamos a un mexicano porque los gringos, digan lo que digan, creen que todos somos mexicanos y que ahí estamos en nuestra casa y que con la comida mexicana nos ponemos calientes.
    b0664916926compartió una citahace 11 días
    El sexo como todas las palabras que alguna vez quisimos decir y nos faltó el lenguaje.

    La primera vez que lo hi
    b0664916926compartió una citahace 11 días
    El sexo como una casa propia donde florecen geranios.
    b0664916926compartió una citahace 11 días
    ¿Y a esta mujer nadie la llorará?

    Anna Ajmátova
    b0664916926compartió una citahace 13 días
    La medida de la distancia de la familia es la medida del dolor de la familia.
    b0664916926compartió una citahace 13 días
    Después de la muerte de mamá los hijos nos fuimos cada uno por su lado. Ella era el pegamento, la bisagra. Sin ella todo despedía olor a gas y a desaseo, sin ella éramos como cometas sin hilo, nada más volando, volando.
    demian garcía g.compartió una citahace 13 días
    Los días se suceden a las noches y, en medio de esa danza vieja como el tiempo, en la casa de una mujer se mete la oscuridad.
    demian garcía g.compartió una citahace 13 días
    ¿Cómo no vas a mirar cuando el cielo revienta con todas sus fuerzas sobre tu cabeza?
    demian garcía g.compartió una citahace 13 días
    Le sonreía, corría hacia ella, la tocaba por todas partes y ella se deshacía en sus manos, se convertía en agua, en luz, en viento.
    demian garcía g.compartió una citahace 13 días
    Lluvia de meteoritos en el vientre
    demian garcía g.compartió una citahace 13 días
    El sexo como todas las palabras que alguna vez quisimos decir y nos faltó el lenguaje.
    demian garcía g.compartió una citahace 13 días
    Lengüetazos contra el desasosiego.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)