Libros
Michel Houellebecq

En presencia de Schopenhauer

Houellebecq meets Schopenhauer: el gran iconoclasta de las letras francesas se cruza con el gran pesimista de la filosofía alemana.
Todo empezó en la década de los ochenta, cuando un Houellebecq veinteañero se topó por azar en una biblioteca parisina con un libro de aforismos de Schopenhauer y tuvo una revelación: descubrió en él a un alma gemela, un álter ego del pasado, un maestro. Descubrió a alguien que le hizo sentirse menos solo. Y esa admiración acabó desembocando en este libro, una suerte de diálogo entre dos personas separadas por el tiempo pero unidas por la fiereza del pensamiento; dos voces indómitas, a contracorriente, de un pesimismo lúcido e incómodo. Houellebecq elabora una perspicaz lectura de la obra del filósofo alemán que acaba funcionando como un juego de espejos. Y así, Houellebecq ilumina a Schopenhauer y Schopenhauer ilumina a Houellebecq.
Houellebecq meets Schopenhauer: el gran iconoclasta de las letras francesas se cruza con el gran pesimista de la filosofía alemana.
52 páginas impresas
Publicación original
2018
Año de publicación
2018
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

  • Josué Osbournecompartió una citahace 2 meses
    En el caso de Schopenhauer, el problema es que la primera función hace imposible la segunda; de hecho, su filosofía conduce a conclusiones simples: el mundo es lamentable, una cosa que sería mejor que no existiera; dentro del mundo, el universo de los seres vivos constituye una zona de sufrimiento agravado; y la vida humana, su forma más elaborada, es también la más rica en dolores.
  • Josué Osbournecompartió una citahace 2 meses
    Si el mundo en su conjunto es inaceptable nada impide, sin embargo, sentir hacia la vida un desprecio particular. No hacia la «vida humana»: hacia la vida. La vida animal no sólo es absurda, sino atroz. «¡Qué execrable es esa naturaleza de la que formamos parte!», exclama Schopenhauer tras Aristóteles.
  • Josué Osbournecompartió una citahace 2 meses
    La contemplación apacible, liberada de toda reflexión y deseo, del conjunto de los objetos del mundo: esa es la estética de Schopenhauer, tan simple como profundamente original, tan alejada en el fondo del clasicismo como del romanticismo. Semejante concepción no pertenece realmente a la historia de la cultura occidental y puede verse en ella un primer indicio de que Schopenhauer se aproxima al «pensamiento más profundo» que le conducirá, como decía Nietzsche, al «peligro de un nuevo budismo en Occidente

En las estanterías

  • Editorial Anagrama
    Anagrama
    • 1.5K
    • 1.4K
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)