bookmate game
Libros
Michel Houellebecq

Aniquilación

  • Miguel Ángel Vidaurrecompartió una citahace 2 años
    las parejas bien avenidas no suele gustarles indagar sobre las parejas que no van bien, es como si sintieran una especie de temor, como si las desavenencias conyugales fueran un estado contagioso, como si las paralizase la idea de que hoy en día toda pareja casada es casi necesariamente un matrimonio tramitando el divorcio. A ese repliegue instintivo, animal, una tentativa emocional de conjurar el destino común de separarse, se le añade la aplastante sensación de su mutua incompetencia; es un poco como los no cancerosos, a los que siempre les cuesta hablar con un enfermo de cáncer, encontrar las palabras adecuadas.
  • Hernán Connellcompartió una citael año pasado
    No volvería a ver a muchas personas en esta tierra y en cada encuentro haría lo posible para no dar la impresión de un adiós, no abandonaría en ningún momento una actitud razonablemente optimista e incluso humorística, haría como todo el mundo, disimularía su agonía.
  • Laura Nocedacompartió una citael mes pasado
    Siempre le había gustado la anécdota de Federico II de Prusia en la que pedía que le enterraran cerca de sus perros para no descansar en medio de los hombres, «esta raza malvada». El mundo humano le pareció compuesto de bolitas de mierda egotistas, desconectadas, a veces las bolas se agitaban y copulaban a su manera, cada una en su registro, y engendraban nuevas bolas de mierda, ahora pequeñísimas.
  • Hernán Connellcompartió una citael año pasado
    El bosque inmenso que se extendía ante ellos no estaba inmóvil, una brisa ligera mecía las hojas y este movimiento tan leve era más relajante aún de lo que hubiera sido una inmovilidad perfecta, parecía animar el bosque una respiración tranquila, infinitamente más tranquila que cualquier respiración animal, más allá de toda agitación y de todo sentimiento, diferente sin embargo del mineral puro, más frágil y más tierno, era la esencia de la vida, la vida apacible, ajena a las luchas y a los dolores. No evocaba la eternidad, la cuestión no era esa, pero, cuando uno se abismaba en su contemplación, la muerte parecía mucho menos importante.
  • Hernán Connellcompartió una citael año pasado
    El bosque inmenso que se extendía ante ellos no estaba inmóvil, una brisa ligera mecía las hojas y este movimiento tan leve era más relajante aún de lo que hubiera sido una inmovilidad perfecta, parecía animar el bosque una respiración tranquila, infinitamente más tranquila que cualquier respiración animal, más allá de toda agitación y de todo sentimiento, diferente sin embargo del mineral puro, más frágil y más tierno, era la esencia de la vida, la vida apacible, ajena a las luchas y a los dolores.
  • Hernán Connellcompartió una citael año pasado
    Es sin duda normal que las personas de edad se interesen por la historia, que relativiza su fallecimiento reconstruyendo los destinos de personas importantes, ilustres y a veces todopoderosas, que igualmente se convirtieron en polvo. Y Paul era una persona muy mayor si se considera que la edad real no se mide por los años que ya se han vivido, sino por los que te quedan por vivir.
  • Hernán Connellcompartió una citael año pasado
    Es sin duda normal que las personas de edad se interesen por la historia, que relativiza su fallecimiento reconstruyendo los destinos de personas importantes, ilustres y a veces todopoderosas, que igualmente se convirtieron en polvo.
  • Hernán Connellcompartió una citael año pasado
    Desde hacía aproximadamente un siglo habían aparecido otros hombres cuyo número aumentaba; eran bromistas y repulsivos, no poseían siquiera la inocencia relativa de los simios, su cometido infernal consistía en roer y corroer cualquier vínculo, en aniquilar todo lo que era necesario y humano. Por
  • Hernán Connellcompartió una citael año pasado
    Lo que él prefería, en el fondo, y siempre había preferido, era dormir de costado. Era la única manera de adoptar, ovillado, la postura fetal que nos suscita, hasta el fin de nuestros días, una nostalgia irremediable
  • Hernán Connellcompartió una citael año pasado
    No volvería a ver a muchas personas en esta tierra y en cada encuentro haría lo posible para no dar la impresión de un adiós, no abandonaría en ningún momento una actitud razonablemente optimista e incluso humorística, haría como todo el mundo, disimularía su agonía. Por más que uno odie a su generación y a su época, pertenece a ellas lo quiera o no, y actúa con arreglo a sus criterios; solo una fuerza excepcional permite prescindir de ellas, y él nunca la había tenido.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)