Diccionario de mitos clásicos, María García Esperón
María García Esperón

Diccionario de mitos clásicos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Valentina
Valentinacompartió una citahace 13 días
Y así, seguido por sus bacantes y transportado en un carro que era arrastrado por panteras, Baco abandonó la India e inició un largo camino hacia el Occidente, no sin antes plantar la vid y enseñar a los hombres el arte de hacer vino, que da felicidad y alegra el banquete, pues inspira a cantar y danzar celebrando la vida.
lesliebjenkins
lesliebjenkinscompartió una citael mes pasado
Juno era esposa de Júpiter
lesliebjenkins
lesliebjenkinscompartió una citael mes pasado
Su hermano gemelo, Apolo,
lesliebjenkins
lesliebjenkinscompartió una citael mes pasado
Las tres hijas de Zeus y Temis fueron llamadas las moiras. La más joven era Cloto, la de mediana edad Láquesis y la más anciana Átropos. A ellas les correspondía devanar, medir y cortar el hilo de la vida de todos los seres mortales.
starmosa pop
starmosa popcompartió una citael mes pasado
FRODITA Venus

APOLO Apolo

ARES Marte

ÁRTEMIS O ARTEMISA Diana

ATENEA Minerva

ÁTROPOS Morta

CÁRITES Gracias

CLORIS Flora

CLOTO Nona

CRONOS Saturno

DEMÉTER Ceres

DESTINO Fatum

DIONISO Baco

EROS Cupido

GEA Terra

HADES Plutón

HARMONÍA Concordia

HEFESTO Vulcano

HELIOS Sol

HERA Juno

HERACLES Hércules

HERMES Mercurio

HESTIA Vesta

LÁQUESIS Décima

MNEMÓSINE Moneta

MOIRAS Parcas

ODISEO Ulises

PAN Fauno

POSEIDÓN Neptuno

PERSÉFONE Proserpina

REA Ops

URANO Cielo

ZEUS Júpiter
starmosa pop
starmosa popcompartió una citael mes pasado
Las que habitaban en los árboles se llamaban dríadas. Las moradoras de las montañas, oréades, y las que a diario emergían de las fuentes con pendientes de gotas de agua en las orejas eran las náyades. Más atléticas eran las hijas del Océano, que nadaban largas distancias y les decían las oceánides y sus primas, llamadas nereidas por ser hijas de Nereo, el sabio anciano del mar.
Valentina
Valentinacompartió una citahace 2 meses
—Es un poco presumida —decía el tintorero—, pero debe ser cosa de la juventud. Seguro que se le pasará cuando encuentre marido, pero ¿cómo ocurrirá eso, si lo único que hace es tejer
Linu M.
Linu M.compartió una citahace 4 meses
—No es sensato menospreciar a la vejez, como lo haces tú.
Anna Sánchez Morales
Anna Sánchez Moralescompartió una citahace 5 meses
Haga lo que haga, conozca lo que conozca e intente lo que intente, ningún ser humano puede alargar o acortar la duración de su vida. El Destino está por encima de todos
Anna Sánchez Morales
Anna Sánchez Moralescompartió una citahace 5 meses
Caronte ha comprendido. Es necesario pasar por el mundo subterráneo, volver a ser semilla, para ser una estrella encendida
Dayana Agudelo
Dayana Agudelocompartió una citahace 5 meses
presentes se dispersaron: las oréades volvieron a sus montañas; las dríadas a sus árboles, y la
Dayana Agudelo
Dayana Agudelocompartió una citahace 5 meses
Esta ninfa

es solo

voz,

no tiene

cuerpo

ni talle,

pues de llorar

tanto un día

se hizo soplo

como el aire.

Eco era, si no la más bella de las oréades o ninfas de la montaña, la poseedora de la voz más bella y melodiosa.
Dayana Agudelo
Dayana Agudelocompartió una citahace 5 meses
a Calisto, una de sus seguidoras, como se había enamorado del dios Zeus y además esperaba un hijo de él, la castigó convirtiéndola en osa. Para salvarla, Zeus se la llevó al cielo y la puso entre las estrellas, convirtiéndola en la constelación de la Osa Mayor.
edith
edithcompartió una citahace 6 meses
Años o siglos después, otro joven héroe llamado Perseo llegó hasta esos remotos lugares con un terrible trofeo: la cabeza de Medusa, que tenía el extraño poder de transformar en piedra a quien la mirara. Atlas le pidió que le dejara contemplarla y a su influjo se convirtió en una enorme y majestuosa montaña de cuerpo azul y vegetación sombría que aún hoy se llama Atlas y que parece sostener el cielo.
Lu ROHL
Lu ROHLcompartió una citahace 7 meses
MARTE
Tradición romana

Tiene un día en la semana

y un pájaro carpintero

y se llama como un mes

y era el dios más guerrero.

Y un mes en el almanaque

que va después de febrero,

y un planeta enrojecido

como por sangre de versos.
Lu ROHL
Lu ROHLcompartió una citahace 7 meses
LAMIA
Tradición griega

Lamia es como las sirenas,

mujer-cola-de-reptil

y asusta a los muchachos

que no se quieren dormir.

Llora cuando hay luna llena,

dando gritos y alaridos,

pues recuerda su pasado,

sueña con todos sus hijos.

Ya ves, los monstruos, a veces,

son casi igual que nosotros,

lloran porque falta nada

o porque lo tienen todo…
Lu ROHL
Lu ROHLcompartió una citahace 7 meses
KÍKLOPE
Tradición griega

Ve más con un solo ojo

que nosotros con los dos.

Es gigante y monstruoso

y es herrero y es pastor.

Pero también es mimoso

si le tratan con amor

o le enseñan algo hermoso

o le llevan una flor.
Lu ROHL
Lu ROHLcompartió una citahace 7 meses
Juno se frotó las manos, satisfecha. Esta vez, ella, la reina de los dioses, se había salido con la suya. Y para honrar la memoria de Argos, sembró para siempre sus ojos en la cola del pavorreal.
Lu ROHL
Lu ROHLcompartió una citahace 7 meses
Juno tenía un llamativo carro tirado por dos pavorreales, que era el ave preferida de la diosa.

Los romanos la consideraban su diosa favorita, tanto que la hicieron protectora del matrimonio, de las mujeres, la maternidad y hasta de la riqueza. En uno de sus templos, llamado Juno Moneta (la que advierte) se acuñaba el dinero del Imperio Romano, hecho que dio origen a la palabra moneda.
Lu ROHL
Lu ROHLcompartió una citahace 7 meses
JUNO
Tradición romana

Juno brilla tanto

que la llaman luna.

Alumbra en las bodas

y a las criaturas.

Y vigila el mundo,

ronda a los mortales,

llevada en un carro

de dos pavorreales.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)