Libros
Carolina Sanín

Somos luces abismales

    Naycompartió una citahace 5 meses
    No alcanzo a escribir esto que pienso. Me quedo en el pasado, tratando de distinguir lo que pensé. Me desvío del camino. Lo que escribí no es lo que pensaba.
    oriana Vázquezcompartió una citaanteayer
    l muro no daba sombra porque el día no tenía luz.
    oriana Vázquezcompartió una citaanteayer
    Presenté esos exámenes hace veinticinco años. Un cuarto de siglo. He llegado a una edad en la que puedo contar mi propia historia usando la palabra siglo, como quien cuenta la historia de un pueblo.
    oriana Vázquezcompartió una citahace 14 días
    El texto es un país. Tiene leyes que lo constituyen. Escribir el texto es hacer las leyes del texto, y, al hacerlas, encontrarlas. Y, al encontrarlas, disponerse a cumplirlas. Querer incumplirlas.
    oriana Vázquezcompartió una citahace 14 días
    En el papel, escribo de izquierda a derecha. De occidente a oriente. Cada oración que escribo es un intento por ir a mi lugar; al lugar donde comienza el día. Cada tarea con la que ocupo el espacio es una manera de decir que estoy aquí y que ya no estoy aquí; que estoy yendo incansablemente hacia allá, de donde vengo. Es una manera de interpretar la expulsión, el tiempo.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    Estoy entre la gente. Detrás de cada uno vive una tribu que no veo.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    En el transcurso, en el día y en la noche, en el plazo, está la mala noticia: que todas las líneas de la lista, esas marcas, son puntadas del dolor. Cada combinación es un estudio para hacer que todo duela.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    Luego puedo hacer que en cada historia se cuente otra, más adentro. Y al margen, comentar con otras líneas. Variar y dividir. Extender las versiones a los lados del camino, como fosas o paisajes. Leerlas y enterarme de que el mundo es infinito. Y querer quedarme en él.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    Todo acaba al pasar ella.

    Todo hace falta cuando pasa
    Naycompartió una citahace 5 meses
    (Debería narrarlo en infinitivo, que es el modo verbal del miedo. La parálisis trueca las acciones por sus nombres, y el horror no puede conjugarse).
    Naycompartió una citahace 5 meses
    (Quizás el miedo procede siempre de no saber dónde se está; de dudar de que se esté donde se creía; de no poder encontrar dentro de uno –de no poder intuir– las leyes del lugar que uno ocupa. Sentimos horror ante la posibilidad de haber pasado a estar en ningún lugar; de quedar infinitamente perdidos: de que se haga realidad la contradictoria coincidencia de “quedar” con “perderse”).
    Naycompartió una citahace 5 meses
    Estoy en mi cama. Voy quedándome dormida. Ni me duermo ni puedo abrir los ojos. En el corredor que va hacia el sueño, me desvío. ¿Dónde entro? ¿De qué me desconecto? He dejado que se esfumen algunas de las líneas que dibujan cuanto me rodea, pero no otras. Estoy sobre la almohada. Voy hundiéndome, y lo otro va viniendo. Aquí está y no termina de llegar. Me llama, pero desde aquí. Quiere que yo salga, que me desborde, y siento que tengo que permanecer adentro, compacta. Invierto todo mi poder en no dejarme ir. No me puedo mover. Trato de sentir mi poder. ¿En qué parte de mí busca autoridad el poder de quedarme? ¿En los ojos cerrados y en las manos quietas? ¿O mi cuerpo, al estar estático, es indiferente? Al mismo tiempo, hay algo en mí que no es poder y quiere irse y se deja llamar. ¿Es voluntad, o es deseo? ¿O esa parte de mí que se deja llevar y sacar no está siempre en mí, sino que se me añade en el momento del llamado? ¿O es una parte de mí que está siempre en ese otro estado, en ese espacio del que, durante el trance, se me llama a participar plenamente?

    ¿Dónde estoy yo dentro de mí?
    Naycompartió una citahace 5 meses
    No es preciso llamarlos episodios, pues en ellos nada se desarrollaba y nada quedaba suelto para anudarse en un episodio siguiente. ¿Cómo más llamarlos? ¿Ataques?, ¿luchas?, ¿trances? Entonces los llamaba desdoblamientos.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    No sé si esas personas existan en la realidad o si existen solo en el lugar común. ¿Dónde está el lugar común?
    Naycompartió una citahace 5 meses
    Nadie muere en el pasado, y no hay muertos mientras haya vivos.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    Enseguida me hago el propósito de no comparar, pero me impaciento al sentir que, si no lo hago, no puedo aprender nada.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    En la familia se repetía, con dolor disimulado y casi como si se ensalzara una gracia, que Papi era cariñoso con los niños pero los hacía de lado cuando crecían, después de que cumplían siete años. Como en la familia éramos más mujeres que varones, he pensado que él dejaba de querernos cuando se daba cuenta de que los niños nos transformábamos en hembras.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    En cada oración me vi obligada a reemplazar lo que quería decir por lo poco que podía decir bien.
    Naycompartió una citahace 5 meses
    Aunque dar frío tal vez no sea dar nada, sino quitar calor.
    kokoritacompartió una citahace 6 meses
    Al recibir algo inesperado, antes de que se descubra en qué consiste o qué contiene, hay un reflejo de gratitud
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)