La Bruja Bella y El Solitario, Ana María del Río
Libros
Ana María del Río

La Bruja Bella y El Solitario

Leer
Vivi Escobar
Vivi Escobarcompartió una citael año pasado
El solitario llamó a Send con un pequeño silbido. La paloma mensajera llegó volando y pasó su suave cuello de miles de plumas diminutas por la cara de su único amigo
Vivi Escobar
Vivi Escobarcompartió una citael año pasado
«Estará desocupado este castillo», pensó Send. «¿Para qué me habrá mandado el solitario con esta carta?»
Vivi Escobar
Vivi Escobarcompartió una citael año pasado
Entonces Send, cansada de esperar, dejó la carta de amor en la entrada del castillo y la empujó con la patita
Vivi Escobar
Vivi Escobarcompartió una citael año pasado
Está más delgada –dijo una.
—Ya no tiene ese cutis tan suave que tenía –dijo otra, llena de gozo.
—¿Y se han fijado que los dientes ya no los tiene tan blancos, sino que están como ahumados? –dijo una tercera.
Y las demás sonrieron en la esperanza de que la bruja bella se volviera pronto fea y flaca como ellas
Vivi Escobar
Vivi Escobarcompartió una citael año pasado
Esas sí que sabía escribirlas.
Para eso era escritor.
«Eso es», dijo el solitario en voz alta. «A escribir nadie me gana.»
Ana González
Ana Gonzálezcompartió una citahace 2 años
Y, muy importante..., todas las maldades que hacía le resultaban bien. Y no se le movía un pelo.

Era una bruja perfecta.

Y malvada.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)