Citas de “Sueño de una Noche de Verano” de William Shakespeare

Nada puede madurar antes de su estación, y yo, siendo tan joven, no he podido madurar a la razón sino desde este momento; someto ahora mi voluntad a mi razón
LISANDRO.- (Despertando.) ¡Y por tu dulce amor me arrojaré al fuego! ¡Transparente Elena! La naturaleza en ti despliega su arte; pues al través de tu pecho me deja ver tu corazón. ¿En dónde está Demetrio? ¡Oh! ¡Y cuán bien le estaría morir al filo de mi espada! ELENA.- No digáis eso, Lisandro, no lo digáis. ¿Qué importa que él ame a Hermia? ¿Qué? A despecho de él Hermia os ama. Debéis estar contento.
HERMIA.- Parece que por falta de lluvia; si bien podría yo regarlas de sobra con la tormenta de mis ojos

Lengua metafórico

Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
La mejor comedia de este género es pura ilusión, y las peores no son lo peor, si la imaginación las enmienda.
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
El amor y la muda sencillez, a mi juicio, hablan más en menos palabras.
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
Los enamorados y los locos viven tan alucinados, y con tan caprichosas fantasías, que imaginan más de lo que la fría razón puede comprender.
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
PUCK.- Eso quiere decir que quien impera es el destino, y que por un hombre verdadero, hay un millón que faltan a sus juramentos.
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
El más insustancial de esos imbéciles, que hacía el papel de Píramo, abandonó la ESCENA y se metió en un matorral; y yo, aprovechando esta ocasión, coloqué sobre sus hombros una cabeza de asno
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
razón y el amor se avienen bastante mal en estos tiempos, y es lástima que algunos buenos vecinos no los reconcilien.
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
¡Dios mío! ¡Que una mujer, por ser rechazada por un hombre, tenga que ser insultada por otro!
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
¡Inútil prisa cuando es la cobardía quien persigue y el valor el que huye!
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
Soy vuestro sabueso; y cuanto más me golpeéis, Demetrio, más os acariciaré. Tratadme como a vuestro sabueso; echadme, dadme golpes, descuidadme, abandonadme: pero permitid tan sólo que, a pesar de no ser digna de vos, pueda seguiros. ¿Qué puesto más humilde puedo implorar en vuestro afecto (y sin embargo lo estimo muy alto) que el de ser tratada como tratáis a vuestro perro?
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
las doncellas llaman “amor desconsolado?”. Tráeme esa flor: ya en otra ocasión te mostré la planta. Su jugo, vertido sobre los dormidos párpados, hace que el hombre o la mujer se enamoren perdidamente de la primera criatura viva que vea
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
Pero el amor puede transformar en belleza y dignidad cosas bajas y viles; porque no ve con los ojos sino con la mente, y por eso pintan ciego a Cupido el alado.
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
LISANDRO.- Demetrio, tenéis el amor de su padre. Dejadme el de Hermia. Casaos con él.
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
pero en la dicha terrena más vale la rosa arrancada del tallo que la que marchitándose sobre la espina virgen, crece, vive y muere solitaria.
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
Así, mi benévolo duque, si aquí en presencia de vuestra Alteza no consiente en casarte con Demetrio, reclamo el antiguo privilegio de Atenas: siendo mía, puedo disponer de ella, y la destino a ser esposa de este caballero, o a morir según la ley establecida para este caso
Seiren Nemuri
Seiren Nemuricompartió una citael año pasado
Provoca mi impaciencia como una suegra o una tía que no acaba de morirse nunca y va consumiendo las rentas del heredero.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)