Peribáñez y el comendador de Ocaña, Lope de Vega
Gratis
Lope de Vega

Peribáñez y el comendador de Ocaña

Leer
71 páginas impresas
  • 👍1
Se trata quizá de la más conseguida obra de Lope de Vega. Está inspirada en canciones populares, y su tema es de sentido paralelo al de Fuenteovejuna (el honor y la reivindicación de justicia frente al poder exacerbado), pero ofrece una más sentida y sincera poesía que eleva la dignidad de las gentes sencillas. La obra comienza con la boda de Casilda y su enamorado Peribáñez. El comendador de Ocaña la conoce y queda prendado de ella, tras lo cual intenta conquistarla por todos los medios posibles, aunque ella se resiste. Se suceden diversos episodios de enredo con diferentes personajes, en los que a Casilda le incitan a tener celos de Peribáñez, el cual es enviado con engaños a una misión militar por el comendador, para así alejarlo de su amada y poder acceder a ella. Pero Casilda lo vuelve a rechazar. Al final, los que han conspirado con el comendador para lograr su objetivo mueren a manos de Peribáñez, alertado de la intriga. Los reyes, tras escuchar el sincero relato de los amantes, los perdonan.
Opinión
Agregar a la estantería
Leer
0Estanterías
1Opinión4Citas

Una cuota. Cientos de libros

No solo compras un libro, sino que adquieres toda una biblioteca… por el mismo precio.

Siempre ten algo para leer

Amigos, editores y expertos te ayudarán a encontrar libros nuevos e interesantes.

Lee cuando quieras y donde quieras

El teléfono te acompaña a todas partes. También lo hacen tus libros, aunque no tengas conexión.

Bookmate – La aplicación que te da ganas de leer
  • 👍Vale la pena leer1
Inicia sesión o regístrate
Rye
Ryecompartió su opiniónhace 6 meses
👍Vale la pena leer

Rye
Ryecompartió una citahace 6 meses
Pero cáusame risa en ver que hagas

tu secretario en cosas de tu gusto

un hombre de mis prendas.

Comendador No te espantes;

que sirviendo mujer de humildes prendas,

es fuerza que lo trate con las tuyas.

Si sirviera una dama, hubiera dado

parte a mi secretario o mayordomo,

o a algunos gentilhombres de mi casa.

Estos hicieran joyas y buscaran

cadenas de diamantes, brincos, perlas,

telas, rasos, damascos, terciopelos,

y otras cosas extrañas y exquisitas,

hasta en Arabia procurar la fénix;

pero la calidad de lo que quiero

me obliga a darte parte de mis cosas,

Luján, aunque eres mi lacayo; mira

que para comprar mulas eres propio,

de suerte que yo trato el amor mío

de la manera misma que él me trata.

Luján Ya que no fue tu amor
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)