Jaime Fernandez

Cara a cara

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Jaime Fernández y Dan Hollingsworth nos llevan de la mano en este paseo por la historia de la revelación de Dios y nos invitan a ponernos en el lugar que nos corresponde: cara a cara frente al Creador. La adoración en el mundo cristiano de hoy se ha desvirtuado, divida entre las experiencias puramente emocionales y la fría liturgia; pero eso no es lo que la Biblia nos enseña. La Biblia habla de la adoración a Dios como algo constante y contagioso en nuestra vida. Habla de una adoración en lo íntimo de nuestro corazón que rebosa y se vive en comunidad en la iglesia. Desde Génesis hasta los profetas, desde las palabras de Jesús hasta el Apocalipsis, pasando por las cartas de Pablo, Dios nos revela en cada rincón de su Palabra que nos creó para adorarlo.Jaime Fernández and Dan Hollingsworth lead us on this journey through the history of God’s revelation and invite us to position ourselves in the place where we belong: face to face with the Creator. Worship in the Christian world today has been distorted, divided between purely emotional experiences and cold liturgy. But that is not what the Bible teaches us. The Bible speaks of worshiping God as something contagious and constant in our lives. It speaks of worship in the core of our hearts that overflows and is lived in community with the church. From Genesis to the prophets, from the words of Jesus to Revelation, passing through the letters of Paul, God reveals to us in every corner of his Word that we were created to worship him.
Este libro no está disponible por el momento.
490 páginas impresas
Año de publicación
2015
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Citas

    Daniel Guevaracompartió una citahace 3 años
    Los escribas manifestaban que había 248 preceptos afirmativos, tantos como miembros en el cuerpo humano, y 365 preceptos negativos, tantos como días en el año, siendo el total 613, el número de letras del Decálogo. De ellos, describían algunos como leves y otros como de peso.
    Daniel Guevaracompartió una citahace 3 años
    Esta es la adoración teocéntrica. Yahvé lo inició todo. Dios es el centro; no yo, ni mis problemas o necesidades. Empieza con Dios y a medida que veo más y más de él a través de la persona y obra de Jesucristo y la intercesión del Espíritu Santo, respondo.
    Le adoro.
    Daniel Guevaracompartió una citahace 3 años
    Por lo tanto, ¿qué quiere Dios? Es simple: a) Dios se revela a sí mismo para que nosotros podamos conocerle y relacionarnos con él. b) Nosotros respondemos en adoración o en una expresión de amor por quién es Dios y lo que ha hecho. Participamos en la alabanza (el «enorgullecimiento entusiasta»). Meditamos en todo lo que Dios es y ha hecho. Hablamos con él. Nos relacionamos con él. Le obedecemos. Todo esto es nuestra respuesta. Esto es adoración.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)