Citas de “Las Flores del Mal” de Charles Baudelaire

Alfred Rodriguez
Alfred Rodriguezcompartió una citahace 2 años
¡El Tiempo! El pertenece, a los corredores sin respiro,
Laura Navarro
Laura Navarro compartió una citahace 4 años
Yo creo beber un vino de Bohemia
Amargo y vencedor,
¡Un cielo líquido que esparce
Estrellas en mi corazón!
Jorge Alberto García López
Jorge Alberto García Lópezcompartió una citahace 4 meses
El veneno

El vino sabe revestir el más sórdido antro
De un lujo milagroso,
Y hace surgir más de un pórtico fabuloso
En el oro de su vapor rojizo,
Como un sol poniéndose en un cielo nebuloso.

El opio agranda lo que no tiene límites,
Prolonga lo ilimitado,
Profundiza el tiempo, socava la voluptuosidad,
Y de placeres negros y melancólicos
Colma el alma más allá de su capacidad.

Todo eso no vale el veneno que destila
De tus ojos, de tus ojos verdes,
Lagos donde mi alma tiembla y se ve al revés…
Mis sueños acuden en tropel
Para refrescarse en esos abismos amargos.

Todo esto no vale el terrible prodigio
De tu saliva que muerde,
Que sume en el olvido mi alma sin remordimiento,
¡Y, arrastrando el vértigo,
La rueda desfalleciente en las riberas de la muerte!
Jorge Alberto García López
Jorge Alberto García Lópezcompartió una citahace 4 meses
Tú marchas sobre muertos, Belleza, de los que te burlas;
De tus joyas el Horror no es lo menos encantador,
Y la Muerte, entre tus más caros dijes,
Sobre tu vientre orgulloso danza amorosamente.

El efímero deslumbrado marcha hacia ti, candela,
Crepita, arde y dice: ¡Bendigamos esta antorcha!
El enamorado, jadeante, inclinado sobre su bella
Tiene el aspecto de un moribundo acariciando su tumba.

Que procedas del cielo o del infierno, qué importa,
¡Oh, Belleza! ¡monstruo enorme, horroroso, ingenuo!
Si tu mirada, tu sonrisa, tu pie me abren la puerta
De un infinito que amo y jamás he conocido?
Jorge Alberto García López
Jorge Alberto García Lópezcompartió una citahace 4 meses
¡Para levantar un peso tan abrumador,
Sísifo, sería menester tu coraje!
Por más que se ponga amor en la obra,
El Arte es largo y el Tiempo es corto.
Jorge Alberto García López
Jorge Alberto García Lópezcompartió una citahace 4 meses
Nuestros pecados son testarudos, nuestros arrepentimientos cobardes;
Stefanie Gómez
Stefanie Gómezcompartió una citahace 9 meses
La musa enferma

Mi pobre Musa, ¡ah! ¿Qué tienes, pues, esta mañana?
Tus ojos vacíos están colmados de visiones nocturnas,
Y veo una y otra vez reflejados sobre tu tez
La locura y el horror, fríos y taciturnos.
Stefanie Gómez
Stefanie Gómezcompartió una citahace 9 meses
musa enferma

Mi pobre Musa, ¡ah! ¿Qué tienes, pues, esta mañana?
Tus ojos vacíos están colmados de visiones nocturnas,
Y veo una y otra vez reflejados sobre tu tez
La locura y el horror, fríos y taciturnos.
Beatriz AC
Beatriz ACcompartió una citael año pasado
La necedad, el error, el pecado, la tacañería,
Ocupan nuestros espíritus y trabajan nuestros cuerpos,
Y alimentamos nuestros amables remordimientos,
Como los mendigos nutren su miseria.
Miroslava Balduvino Camargo
Miroslava Balduvino Camargocompartió una citael año pasado
Nuestros pecados son testarudos, nuestros arrepentimientos cobardes;
Nos hacemos pagar largamente nuestras confesiones,
Y entramos alegremente en el camino cenagoso,
Creyendo con viles lágrimas lavar todas nuestras manchas.
Jhonn Escalante
Jhonn Escalantecompartió una citahace 2 años
¡Que se cierna sobre la vida, y alcance sin esfuerzo
El lenguaje de las flores y de las cosas mudas!
Paula Ortiz Ayala
Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 2 años
¡Es el Diablo quien empuña los hilos que nos mueven!
Luis Cepeda
Luis Cepedacompartió una citahace 2 años
La musa enferma ​​​​​ Mi pobre Musa, ¡ah! ¿Qué tienes, pues, esta mañana? Tus ojos vacíos están colmados de visiones nocturnas, Y veo una y otra vez reflejados sobre tu tez La locura y el horror, fríos y taciturnos. El súcubo verdoso y el rosado duende, ¿Te han vertido el miedo y el amor de sus urnas? La pesadilla con un puño despótico y rebelde; ¿Te ha ahogado en el fondo de un fabuloso Minturno? Yo quisiera que exhalando el perfume de la salud Tu seno de pensamientos fuertes fuera siempre frecuentado, Y que tu sangre cristiana corriera en oleadas rítmicas, Como los sones numerosos de las sílabas antiguas, Donde reinan vez a vez el padre de las canciones, Febo, y el gran Pan, el señor de las mieses.
Brashan
Brashancompartió una citahace 3 años
La necedad, el error, el pecado, la tacañería,
Ocupan nuestros espíritus y trabajan nuestros cuerpos,
Y alimentamos nuestros amables remordimientos,
Como los mendigos nutren su miseria.
MetallicSoul
MetallicSoulcompartió una citahace 3 años
Cada día hacia el Infierno descendemos un paso,
anitafabialvarez
anitafabialvarezcompartió una citahace 6 días
El Arte es largo y el Tiempo es corto.
anitafabialvarez
anitafabialvarezcompartió una citahace 16 días
Cada día hacia el Infierno descendemos un paso,
Sin horror, a través de las tinieblas que hieden.
Anto M
Anto Mcompartió una citahace 16 días
¡Y me embriagaré de nardo, de incienso, de mirra,
De genuflexiones, de viandas y de vinos,
Para saber si yo puedo de un corazón que me admira
Usurpar riendo los homenajes divinos!
anitafabialvarez
anitafabialvarezcompartió una citahace 17 días
Nuestros pecados son testarudos, nuestros arrepentimientos cobardes;
Carlos Alberto
Carlos Albertocompartió una citael mes pasado
La fiesta que sazona y perfuma la sangre
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)