Peter Frankopan

El corazón del mundo

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    estos animales identificaban con antelación las mortíferas tormentas de arena, que como observa un autor de la época, les hacían «levantarse de inmediato y ponerse a gruñir», una señal para que los comerciantes y jefes de la caravana «se cubran las narices y la boca envolviéndolas con fieltro».
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    esa es una de las razones por las que el camello bactriano era tan apreciado
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    Los reinos de Asia Central, anotó, se habían debilitado debido a la presión de los nómadas desplazados por las fuerzas chinas, que habían tenido que dirigir su atención a otros lugares
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    La expansión de China estuvo acompañada de un interés cada vez mayor por lo que había más allá de sus fronteras. El gobierno encargó a representantes oficiales que investigaran y escribieran informes sobre las regiones que se encontraban al otro lado de las montañas.
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    En el año 1 a. C., por ejemplo, los xiongnu recibieron treinta mil rollos de seda y una cantidad similar de seda cruda, además de trescientas setenta prendas
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    Y algunos incluso acompañaron a sus dueños a la otra vida: un emperador fue enterrado junto con ochenta de sus corceles preferidos en una tumba custodiada por las estatuas de dos sementales y un guerrero de terracota.
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    esos caballos eran descendientes de dragones y los llamaban hanxue ma, «los que sudan sangre», por el color rojo de su sudor (una característica que podía deberse tanto a la acción de un parásito local como a que tuvieran una piel inusualmente delgada, lo que les hacía propensos a la ruptura de vasos sanguíneos durante el esfuerzo)
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    Las monturas más famosas y valiosas se criaban en el valle de Ferganá, al otro lado de la espectacular cordillera del Pamir, que se extiende a lo largo de lo que hoy es el oriente de Tayikistán y el noreste de Afganistán
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    En la India, por ejemplo, los griegos eran reconocidos en general por su talento científico: «Son bárbaros», dice el texto conocido como Gārgī Samhitā, «no obstante, la ciencia de la astronomía se originó con ellos y por ese hecho merecen ser venerados como dioses».
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    las monedas acuñadas en las cecas de las principales ciudades, a saber, las situadas en puntos importantes a lo largo de las rutas comerciales o en centros agrarios especialmente dinámicos. La forma de esas monedas se estandarizó: una imagen del gobernante en el anverso, con una diadema para contener sus rizos y mirando invariablemente hacia la derecha, como hiciera Alejandro; y una imagen de Apolo en el reverso, siempre identificado con letras griegas.[23]
    La lengua griega se oía (y veía) a lo largo y ancho de Asia Central y el valle del Indo. En Ai-Janoum, en el norte de Afganistán, una de las nuevas ciudades fundadas por Seleuco, se grabaron máximas de Delfos en un monumento como la siguiente:
    En la infancia, compórtate.
    En la juventud, contrólate.
    En la madurez, sé justo.
    En la vejez, sé sabio.
    En la agonía, no sufras
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    las monedas acuñadas en las cecas de las principales ciudades, a saber, las situadas en puntos importantes a lo largo de las rutas comerciales o en centros agrarios especialmente dinámicos. La forma de esas monedas se estandarizó: una imagen del gobernante en el anverso, con una diadema para contener sus rizos y mirando invariablemente hacia la derecha, como hiciera Alejandro; y una imagen de Apolo en el reverso, siempre identificado con letras griegas.[
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    Allí fundó la dinastía que iba a gobernar la región durante casi tres siglos, los seléucidas
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    un oficial nacido en el norte de Macedonia llamado Seleuco que había participado en todas las expediciones importantes del rey.
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    hasta el momento de su muerte, a la edad de treinta y dos años en Babilonia (323 a. C.), y en circunstancias que siguen envueltas en el misterio, son nada menos que sensacionales
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    Cuando Babilonia se rindió, la población cubrió la carretera que conducía a la gran ciudad con flores y guirnaldas y se instalaron altares de plata con pilas de incienso y perfumes a uno y otro lado de la vía. Jaulas con leones y leopardos le fueron presentadas como obsequio
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    Vestido con su atuendo favorito y un casco tan pulido que «brillaba como la plata más refinada», tomó la leal espada con la mano derecha y condujo a sus soldados a una victoria aplastante que le abrió las puertas de un imperio
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    Alejandro infligió una derrota espectacular al ejército persa bajo el mando de Darío III, que era enormemente superior
    Liborio Lazo-Aguirrecompartió una citahace 2 años
    Tras desalojar a los gobernadores persas de Egipto en un ataque relámpago en 331 a. C., Alejandro lanzó un ataque sin cuartel contra el corazón del imperio.
    Jaime Aristizabal Londoñocompartió una citahace 2 años
    Entre los objetivos seleccionados para recibir un trato severo, la lista de Kirdīr menciona explícitamente a los nasraye y los kristyone, esto es, a los «nazarenos» y los «cristianos
    Jaime Aristizabal Londoñocompartió una citahace 2 años
    La promoción del zoroastrismo corrió paralela a la supresión de los cultos locales y las cosmologías rivales, consideradas doctrinas malignas que debían ser rechazas. Se persiguió, entre otros, a los judíos, los budistas, los hindúes y los maniqueos
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)