Clarice Lispector

Donde se enseñará a ser feliz

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: Y él, ¿qué es?

    Affonso Romano de Sant’Anna: ¡Es un sauce27, espléndido en la llanura...! (risas).

    Clarice Lispector: Sí, un árbol frondoso. Con muchos frutos...

    João Salgueiro: ¡Qué bien! ¡Viniendo de Clarice es una cosa formidable...!
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    ffonso Romano de Sant’Anna: La crítica ya ha hablado del sentido óntico de los animales de Clarice.

    Clarice Lispector: ¿Qué es óntico?

    Affonso Romano de Sant’Anna: Es el ser que se encuentra dentro de los animales.

    Clarice Lispector: ¡Sí! ¡Sí está!

    Marina Colasanti: Has dicho que eres un animal. ¿Eres algún animal determinado?

    Clarice Lispector: No, no creo. La gente me encontraba un aire de tigre, de pantera. Otros me encontraban parecido con una garza, por las piernas largas... Cuando era pequeña siempre tuve gatos...

    Marina Colasanti: A la gente debe de parecerle que eres medio felina por tus ojos, pero no es cierto. Es porque tienes un comportamiento interno y una observación constante que es muy felina.

    Clarice Lispector: Sí, estoy de acuerdo. Por lo que sé de los gatos, estoy de acuerdo.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: Mira, lo natural es también sobrenatural. No creas que está tan lejos. Lo natural es ya en sí un misterio...

    João Salgueiro: Es interesante esta identificación de lo natural con lo sobrenatural. Da pie a discusiones interesantes.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Marina Colasanti: Hace un tiempo atravesabas un período de crisis respecto a la escritura. Es decir, no querías escribir. Habías acabado el libro anterior a la novela que escribes ahora. Decías incluso que tu liberación sería poder no escribir.

    Clarice Lispector: ¡Claro...! ¡Escribir es un peso!

    João Salgueiro: Clarice, esta pregunta es de una periodista: «Eres una intuitiva. Entonces, ¿cómo encaras lo sobrenatural en tu vida?».
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: Mira, traduzco a cualquier hora. Soy muy desorganizada. Traduzco del inglés y del francés. Pero trabajo deprisa, intuitivamente. A veces consulto un diccionario, a veces no y, según el caso, varias veces.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Porque por la mañana escribes para ti.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Affonso Romano de Sant’Anna: Marina siempre dice que, en un país más organizado, desarrollado, una escritora como tú tendría, por lo que escribes, un nivel de vida bastante tranquilo. Creo que tu posición refleja mucho el problema del escritor brasileño.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: No, no sé cómo explicarlo, pero los premios están fuera de la literatura; además, literatura es una palabra detestable, está fuera del acto de escribir. Lo recibes como recibes el abrazo de un amigo, con determinado placer. Pero es independiente de...
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: Sí, no me gusta mucho. Y hablando de profesionales, yo no soy una escritora profesional, porque yo solo escribo cuando quiero.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Me pongo así cuando estoy trabajando. Cuando no estoy trabajando leo la crítica y no pasa nada, pero cuando estoy trabajando las críticas interfieren en mi vida íntima, entonces paro de escribir para olvidar la crítica. Incluso las elogiosas, porque cultivo mucho la humildad. De manera que, a veces, me he sentido casi agredida por los elogios.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Affonso Romano de Sant’Anna: Y cuando lees, ¿más poesía o más prosa?

    Clarice Lispector: Las dos cosas, las dos cosas. Tu poesía es muy buena, la leo. Y Marina ha escrito un libro muy bueno, muy original, sin copiar a nadie, sin seguir las modas, las innovaciones. Yo leo muy poco. Es un crimen pero es la verdad.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: No diría que lo perturba, pero cuando estoy trabajando no leo nada.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: Sí, me gusta mucho leer ensayo... Pero debo confesar que hace mucho tiempo que no leo.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: Al mismo tiempo. Yo nunca sé de antemano lo que voy a escribir. Hay escritores que solo se ponen a escribir cuando tienen todo el libro en la cabeza. Yo no. Voy siguiéndome y no sé en qué va a acabar. Después voy descubriendo lo que quería.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Marina Colasanti: Yo empiezo por el segundo capítulo, porque siempre creo que si empiezo por el primero, que es por donde entrará el lector, todavía no tengo el lenguaje del autor en la mano, entonces empiezo el segundo y cuando lo acabo hago el primero.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    No. Lo hice porque las gallinas siempre me han impresionado mucho. Cuando era pequeña miraba mucho a las gallinas, durante mucho tiempo, y sabía imitar cómo picaban el maíz, imitar cuando estaban enfermas y eso siempre me impresionó terriblemente. Además, me siento muy unida a los animales, terriblemente. La vida de una gallina es vacía... ¡Las gallinas son vacías!
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Marina Colasanti: Pero los cuentos infantiles, al menos los que hiciste para ellos, sabes que los han leído.

    Clarice Lispector: Sí, lo sé. Y les gustaron, porque yo no miento a los niños.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Clarice Lispector: ¡Sí, escribía! Escribía, atendía al teléfono, los niños gritaban, el perro entraba y salía... La manzana en la oscuridad fue así...
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    ¡Ah, bueno! Pues con el primer dinero que gané, verdaderamente mío, entré, muy altiva, en una librería para comprar un libro. Los revolví todos y ninguno me decía nada. De repente dije: «Eh, eso de ahí soy yo». No sabía que Katherine Mansfield era famosa, lo descubrí yo sola. El libro era Felicidad.
    Nicté Toxquicompartió una citahace 4 meses
    Un poco, algunas veces. Lo sentí con Crimen y castigo, de Dostoievski, que me provocó una fiebre real. El lobo estepario también me afectó mucho... Mi primer empleo, cuando tenía trece o catorce años, todavía estaba en el instituto, era dar clases particulares de portugués y matemáticas... A propósito, ¿por qué te estoy contando esto...?
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)