Libros
Tatiana Goransky

Fade out

    Dana Albickercompartió una citael año pasado
    una nueva manera de relacionarse con los que nos dan vida, un cordel armonioso que está destinado a no cortarse, un “depender agraciado
    Dana Albickercompartió una citael año pasado
    sonido es una ausencia presente y el silencio una presencia ausente.
    Dana Albickercompartió una citael año pasado
    Emisiones Otacústicas Espontáneas (EOAE) o Spontaneous Otoacoustic Emissions (SOAE)
    lilianamorenocobayacompartió una citael año pasado
    Noto también que el poder controlar mis emisiones despoja mi habla y escritura del multilingüismo y las frases de canciones. Es la depuración de un lenguaje que me era propio y ahora es de todos. Hablo y escribo como todos. Perdí mi propio diccionario de slang.
    lilianamorenocobayacompartió una citael año pasado
    Es muy agradable no tener más el rol protagónico. Sentarse y observar. Sentarse y observar aunque no sea en total anonimato
    lilianamorenocobayacompartió una citael año pasado
    Tres mujeres que todo lo ven con los oídos y, desde el más profundo silencio, logran lo que nadie más puede: escuchar la escucha.
    lilianamorenocobayacompartió una citael año pasado
    las tres se cuidan y se retroalimentan. A veces, cuando tengo un mal día, siento que son un aquelarre de brujas. Otras, cuando tengo un buen día, las veo como el remedio a todos los males del mundo.
    lilianamorenocobayacompartió una citael año pasado
    No estoy segura si lo quise por lo que podía darme o si lo quise.
    Dana Albickercompartió una citael año pasado
    Ser una emisora te enseña a respetar el silencio por encima de todo.
    lilianamorenocobayacompartió una citael año pasado
    Otra noche lejos de los monstruos y cerca de la música.
    lilianamorenocobayacompartió una citael año pasado
    Tu amor no da, no cuida, no está más que en el recuerdo y en la vida que creamos juntos. Tu amor es egoísta y no conoce lealtad. Tu amor es una palabra vacía que repetiste hasta ahuecar de sentido. Te gusta decir que me amás, te gusta que te ame, pero eso es todo.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    Me sorprende verlas tan tristes. Sí, es tristeza, no hay vuelta que darle. Puede ser que estén experimentando lo que nosotros, los que ya tenemos oficio, seguimos sin poder esquivar: el síndrome del texto acabado. El vacío que te invade cuando todas las palabras ya están en el papel. Una mezcla de alivio y angustia. Un sentirse abandonado al estar seguro que eso ya no te pertenece. Ahora, todo es del lector.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    Como le dije una vez a Kumiku: el sonido es una ausencia presente y el silencio una presencia ausente. Y sí, podemos cerrar los ojos pero nunca los oídos. La música nos transporta a un pasado biográfico y a la vez nos sostiene en el aquí y ahora. Imagino una vida en la que estamos privados de todos los sentidos salvo el de la escucha. Agudos y embebidos en señales sonoras, atravesamos el mundo orientados por nuestro presente y nuestros recuerdos.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    Eso es lo que suele estar en los contratos, contratos larguísimos que siempre terminan con un anexo en donde se firma el acuerdo de confidencialidad. Piedra angular de mi trabajo, la que me emparienta con sacerdotes, psiquiatras, psicólogos, abogados, periodistas. Un grupo de cuidadores de secretos que, con mayor o menor rigurosidad, tenemos almacenadas palabras que no podemos soltar. Nuestras situaciones son distintas: algunos pueden soltarlas si las vidas de los que las profirieron corren peligro, otros, si los que hablan representan una amenaza contra la sociedad. Lo mío es más borroso, no hay reglas universales del escritor fantasma, no es una profesión registrada, no se enseña en las universidades, es una vocación. Es salirse de la página, extirparse del mundo. Somos los ausentes.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    La noticia de que mi Lucho vivía en Barcelona llegó por carta de su puño y letra. Quería ser ese papel, quería que me escribiera, quería sentir la presión de sus manos sobre mi superficie y su trazo sobre mi cuerpo abandonado.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    El sonido puede hacernos llorar y reír con la misma facilidad. Puede proyectar el trazo entero de una vida, puede hacernos viajar. El sonido es la máquina del tiempo que la naturaleza creó para nosotros.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    El sentido de la escucha domina la vida amniótica y es suplido, de cara al nacimiento, por un exacerbado dominio de la vista. Y todo lo vemos, aprendemos a creer en lo que podemos tocar y nos olvidamos que es el sonido el que nos guía fuera del cuerpo de nuestras madres, el que nos instala en el mundo, el que nos acompaña en presencia y ausencia durante nuestro quehacer cotidiano.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    El Jose estaba lleno de palabras, palabras límite, palabras corral, palabras alambre de púa, cortantes, brillantes, plateadas.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    Consuelo se puso gorda de embarazo y los dos nombraron la panza. Una panza hermosa con ombligo para afuera, una panza a la que Consuelo le daba silencio y José palabra. A la que Consuelo le daba paz y José locura. Una panza que seguro iba a ser niña. Y lo fue.
    Bonzo Poecompartió una citael año pasado
    De pronto, los dos en el Atlántico acariciándose bajo el agua, besándose entre algas y moluscos, amándose como seres unicelulares.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)