Walter Benjamin

La obra de arte en la era de su reproductibilidad técnica

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    El resultado lógico del fascismo es la introducción de lo estético en lo político. La violación de las masas, a las que el fascismo, con el culto a su Führer, obliga a poner de rodillas, tiene su contraparte en la violación de un aparato puesto al servicio de la producción de valores rituales.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    Todos los esfuerzos por volver estética la política culmina en una cosa: guerra. La guerra y sólo la guerra puede darle un objetivo a los movimientos de masas de gran escala conservando al mismo tiempo la estructura de propiedad tradicional. Así se formula la situación política.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    En cuanto a la arquitectura, el hábito determina en gran medida incluso la percepción visual, que tiene menos que ver con una atención embelesada que con una captación incidental. Pero este modo de apropiación puede adquirir un valor canónico en determinadas circunstancias, pues las tareas a las que se enfrenta el aparato perceptivo humano en los momentos decisivos de la historia no pueden resolverse a través de medios ópticos, esto es, por la mera contemplación. De a poco terminan siendo dominadas por el hábito, bajo la guía de la apropiación táctil.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    La distracción y la concentración forman polos opuestos que pueden ser descriptos así: un hombre que se concentra ante una obra de arte se ve absorbido por ésta. Entra en la obra del mismo modo en que lo hizo -según cuenta la leyendael pintor chino cuando vio su propia pintura terminada. Al revés, las masas distraídas absorben la obra de arte.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    La masa es una matriz desde la que todo comportamiento tradicional frente a las obras de arte surge hoy bajo una nueva forma. La cantidad se convirtió en calidad. El incremento de las masas de espectadores ha producido un cambio en el modo de participación.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    la comparación con la pintura resulta provechosa. La pintura siempre ha tenido la oportunidad de ser contemplada por una o más personas. La contemplación simultánea de pinturas por un gran público, como se da en el siglo XIX, es un síntoma temprano de la crisis de la pintura; una crisis que, de ninguna manera, ocasiona exclusivamente la fotografía sino, más bien, y de modo relativamente independiente, el llamamiento de las obras de arte a las masas.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    Cuánto menos socialmente significativa es la obra de arte, más profunda es la distinción entre la crítica y el disfrute del público. Lo convencional se disfruta sin sentido crítico, y a lo verdaderamente nuevo se lo critica con aversión.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    La reproducción mecánica del arte altera la reacción de las masas frente a una obra.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    su adaptabilidad para la exhibición creció de tal modo que el desplazamiento cuantitativo entre sus dos polos se convirtió en una transformación cualitativa de su naturaleza.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    Con la emancipación de las distintas prácticas artísticas desde el ritual, han aumentado las oportunidades de exhibición de los productos. Es más fácil exhibir un busto, que se puede trasladar de aquí para allá, que la estatua de una divinidad que posee un lugar fijo en el interior de un templo. Lo mismo aplica a la pintura en contraposición al mosaico o el fresco que la precedieron. Y aunque la exhibición pública de una misa originalmente debe haber sido tan grandilocuente como la de una sinfonía, ésta última tuvo su origen en el momento en que su exhibición pública prometía ser mayor que la de la misa.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    producción artística comienza con objetos ceremoniales destinados a servir en un culto. Probablemente lo importante era que existieran y no que estuvieran a la vista. El alce que dibujaba el hombre de la edad de piedra sobre las paredes de su cueva era un instrumento mágico; si bien lo exponía ante sus semejantes, estaba destinado a los espíritus. Hoy el valor de culto parecería exigir que la obra permanezca oculta.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    Pero en el momento en que el criterio de autenticidad deja de ser aplicable a la producción artística, la función del arte se ve completamente alterada. En lugar de estar fundamentada en un ritual, comienza a estarlo en otra práctica: la política.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    por primera vez en la historia mundial, la reproducción mecánica libera a la obra de arte de su dependencia parasitaria del ritual.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    En ese momento, el arte reaccionó con la doctrina del l’art pour l’art, esto es, con una teología del arte, lo que dio lugar a lo que podría denominarse una teología negativa en la forma de la idea de arte “puro”, que no sólo negaba al arte cualquier función social sino también cualquier categorización por su contenido.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    Originalmente, la integración contextual del arte en la tradición encontraba expresión en el culto. Sabemos que las más tempranas obras de arte tuvieron origen como servicio a un ritual, primero el mágico y después el religioso. Resulta significativo que la existencia de la obra de arte con referencia a su aura nunca se aleje del todo de la función ritual7. En otras palabras, el valor único de la obra de arte “auténtica” tiene su base en el ritual, donde yace su valor de uso original.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    Esta tradición es algo vivo y extremadamente cambiante. Una vieja estatua de Venus, por ejemplo, se hallaba en un contexto tradicional diferente con los Griegos, que la hicieron un objeto de veneración, que con los eclesiásticos medievales, que la veían como un ídolo siniestro. Ambas tradiciones, sin embargo, se enfrentaban sobre la base de su unicidad, esto es, su aura.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    La unicidad de una obra de arte es inseparable de la inscripción de esta última en la estructura de la tradición.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    A saber: el deseo de las masas6 de “acercar” las cosas, espacial y humanamente, lo cual constituye un deseo tan apasionado como su voluntad de superar la unicidad de cualquier realidad aceptando su reproducción. Cada día es más fuerte el impulso por adueñarse de un objeto en la mayor cercanía posible, a través de la similitud, de la reproducción
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    Durante largos períodos de historia se modifica, junto con la completa forma de existencia humana, el modo de percepción sensorial. El modo en que se organiza la percepción, el medio en el que se lleva a cabo, está determinado no sólo por la naturaleza sino también por las circunstancias históricas.
    Paula Ortiz Ayalacompartió una citahace 4 meses
    aquello que se atrofia en la era de la reproductibilidad técnica es el aura de la obra de arte. Se trata de un proceso sintomático cuya importancia trasciende a la obra misma. Podríamos generalizar y decir: la técnica de la reproducción quita al objeto reproducido del dominio de la tradición. Reproduciéndolo infinitas veces reemplaza una existencia única por una pluralidad de copias; y al permitir que la reproducción alcance al observador o al oyente en su situación particular, reactiva al objeto reproducido.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)