Libros
Tzvetan Todorov

La conquista de América: el problema del otro

    Berenice Torrescompartió una citael mes pasado
    Uno puede descubrir a los otros en uno mismo, darse cuenta de que no somos una sustancia homogénea y radicalmente extraña a todo lo que no es uno mismo: yo es otro. Pero los otros también son yos: sujetos como yo, que sólo mi punto de vista, para el cual todos están allí y sólo yo estoy aquí, separa y distingue verdaderamente de mí.
    Albertocompartió una citahace 2 meses
    Salidos aquéllos del adoratorio, tiraron las imágenes al suelo, las cubrieron con tierra y orinaron encima»; al ver esto Bartolomé, el hermano de Colón, decide castigarlos de muy cristiana manera. «Como lugarteniente del virrey y gobernador de las islas, formó proceso contra los malhechores y, sabida la verdad, los hizo quemar públicamente»
    Katia Escalantecompartió una citahace 2 años
    Quizás la diferencia entre Cortés y sus antecesores esté en que él fue el primero que tuvo una conciencia política, e incluso histórica, de sus actos.
    Katia Escalantecompartió una citahace 2 años
    “La comprensión se ha perdido, la sabiduría se ha perdido”
    Katia Escalantecompartió una citahace 2 años
    La palabra de los dioses se ha vuelto ininteligible, o bien esos dioses se han callado.
    Adal Cortezcompartió una citahace 2 años
    El nombre de la provincia de Yucatán, para nosotros símbolo de exotismo indio y de autenticidad lejana, es en realidad el símbolo de los malentendidos que reinan entonces: a los gritos de los primeros españoles que desembarcan en la península, los mayas contestan: Ma c’ubah tahn, “no entendemos vuestras palabras”. Los españoles, fieles a la tradición de Colón, entienden “Yucatán”, y deciden que ése es el nombre de la provincia.
    Katia Escalantecompartió una citahace 2 años
    los indios de las regiones que atravesó Cortés al principio no se sienten especialmente impresionados por sus objetivos de conquista porque esos indios ya han sido conquistados y colonizados –por los aztecas–.
    Katia Escalantecompartió una citahace 2 años
    Los historiadores españoles de la época buscaron en vano la respuesta a estas preguntas, viendo en Moctezuma ora un loco, ora un sabio:
    Katia Escalantecompartió una citahace 2 años
    ¿Le habrá hecho imaginar este complejo de culpa nacional que los españoles eran descendientes directos de los antiguos toltecas, que habían venido a recuperar lo suyo? Veremos que, también en este caso, la idea es sugerida en parte por los españoles, y es imposible afirmar con certeza que Moctezuma haya creído en ella.
    Adal Cortezcompartió una citahace 2 años
    Las Casas insiste en la total falta de “duplicidad” entre los indios, a lo cual opone la actitud de los españoles: “La fe ni verdad […] nunca en las Indias con los indios por los españoles se ha guardado” (Relación, “Perú”), de tal manera que, según afirma, “mentiroso” y “cristiano” se han convertido en sinónimos: “Preguntando españoles a indios (y no una vez acaeció, sino más), si eran cristianos, respondió el indio: ‘Sí señor, yo ya soy poquito cristiano, dijo él, porque ya saber yo un poquito mentir; otro día saber yo mucho mentir y seré yo mucho cristiano’” (Historia, III, 145).
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)