Katharina Hagena

El sabor de las pepitas de manzana

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Tras la muerte de Bertha, sus tres hijas &ndash eurosInga, Harriet y Christa&ndash euros y su nieta Iris, se reencuentran para leer su testamento. Para sorpresa de todas, Iris es la heredera única de la casa y debe decidir en pocos días qué hacer con ella. Como primer paso, comienza por poner orden en las pertenencias de su abuela.A medida que va redescubriendo las habitaciones y los rincones del maravilloso jardín que rodea a la casa, Iris reconstruye la historia, tierna y amarga como el sabor de las pepitas de manzana, de tres generaciones de mujeres: su abuela Bertha, que perdió la memoria tras caerse del manzano del jardín euros su madre Christa, quien se trasladó al sur del país cuando se casó, manteniéndose alejada de su familia euros su tía Inga, la más bella de las tres hermanas, fotógrafa de profesión, que se ha recorrido el mundo, y Harriet, la menor, a quien la muerte de una hija cambió para siempre. Iris descubre secretos familiares y busca respuestas a los enigmas de su pasado.
Este libro no está disponible por el momento.
250 páginas impresas
Publicación original
2011
Año de publicación
2011
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Marlenecompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó
    💞Romántico
    🐼Adorable

    He amado este libro a pesar de que he leído montones de reseñas negativas sobre él, supongo que quizá es de esos libros raros que apelan a experiencias o sentimientos tan específicos que es necesario un encuentro inusitado entre libro y lector afín.

    Si bien la historia que nos narra es sencilla e incluso podría parecer de aquellas que no trascienden, creo que su belleza se encuentra en la forma en que está narrada pero también en su fondo: es una novela sobre la memoria y el olvido.

    Me ha fascinado cómo reconstruye la historia de las mujeres de una familia a través de tres generaciones y eso creo que se debe a algo que suele ocurrirnos cuando somos mayores: el darnos cuenta de todo ese universo vital que desconocemos de nuestros antepasados y cómo esas experiencias van configurando su personalidad, de forma muy especial cuando se trata de las mujeres que muchas veces se han visto orilladas a esconder, negar o avergonzarse de su pasado, pero aquí vamos a ver mujeres que sufren, desean, aman, odian, son traviesas, inmaduras, pasionales, crueles...

    La metáfora del título es una metáfora sobre la vida, las pepitas de manzana son a la vez dulces y amargas. Va para mi lista de favoritos del año.

Citas

    Marlenecompartió una citael año pasado
    No, evidentemente no había ningún sistema, las cosas sucedían, simplemente, sin orden ni concierto, y a veces encajaban.
    Marlenecompartió una citael año pasado
    Porque el tiempo, a fin de cuentas, solo cura todas las heridas si se alía con el olvido.
    Marlenecompartió una citael año pasado
    A veces, las historias inventadas se volvían verdaderas, y otras, las historias inventaban verdades.

En las estanterías

    Ediciones Maeva
    Ediciones Maeva
    • 346
    • 125
    Karen-D
    BELLAS 1...
    • 500
    • 17
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)