Audio
Marina de Chateaubriand

Las llaves

Escuchar en la aplicación
Ariel, un guerrero de la luz, buscador incansable del Eterno femenino, desilusionado de tantos fracasos amorosos, termina abrazando la cábala con la esperanza de encontrar un sentido más profundo y elevado a su existencia. Cuando al fin cree haberlo logrado, cuando se siente próximo a desvelar el misterio mismo de la creación un giro inesperado del destino le lanza lejos en un viaje sin retorno. El desierto y los hombres que transitan en él le enseñaran sabidurías milenarias, leyes ancestrales que le harán comprender que las rivalidades que enfrentan y dividen a pueblos condenados a convivir juntos son ficticias.
No tienen una raíz histórica y menos religiosa sino que es fomentada por oscuros intereses ajenos a ellos que mueven los hilos y les utilizan como marionetas aprovechando la ignorancia o el desconocimiento mutuo... Comprende que el odio y el deseo de venganza les han sumido en un laberinto del que nadie puede salir con llaves ajenas, cada uno tendrá que encontrar la suya propia. El amor, la compasión, y la empatía esa capacidad de ponerse en la piel del otro está en la esencia de sus propias religiones, y es el único camino para lograr esa paz que tanto anhelan y tanto necesitan, con la que se saludan y se despiden: Salam en árabe y Shalom en hebreo. A través de todas sus páginas los personajes en su búsqueda existencial se encuentran y reencuentran con la conciencia de que todos somos hijos de un mismo Dios y compartimos un mismo destino. La muerte, esa compañera inseparable está siempre agazapada en las sombras, acechando en cualquier recodo del camino sin hacer distinción de nadie, y no les abandona ni siquiera en el sueño. Y quizá hasta ella misma sea también un sueño. Solo hay una verdad que es eterna. Y una sabiduría que es infinita. Las creencias, religiones o enseñanzas ya sea cábala o sufismo, Corán o Torah, judaísmo o Islam son simplemente mapas de ruta, escaleras para elevarse o simples instrumentos que les impiden perderse. Pero el Amor es la brújula, lo que nos trasmuta y eleva, sin amor no hay deseos de conocer al otro y sin conocimiento no puede haber paz verdadera, ni convivencia ni tolerancia.
3:32:18

Opiniones

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)