Brashan
Brashancompartió una citahace 2 años
Mi libido empezó a echar humo, sentí una oleada de lujuria, calor en la garganta y las rodillas, mis ojos se zambulleron en el lago azul de los suyos y sus pechos macizos tiraron de mí. Su blanco cuello se volvió suavemente y me pregunté como un idiota si también tendría rubio el pelo del coño.
Únete o inicia sesión para comentar
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)