Ruby Mejia
Ruby Mejiacompartió una citahace 2 años
Abrí con el cojín de mi madre pegado al pecho, esperando que fuera James.
Pero era Henry.
Se me cayó el estómago a la altura de las rodillas y la niebla que envolvía mi cabeza se disipó de pronto.
—Hola, Kate —su voz era como miel.

Cap 5

Aprendiz de diosa, Aimée Carter
Únete o inicia sesión para comentar
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)