Antonio Malpica

MásGordoElAmor

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Soliloquios Literarioscompartió una citahace 2 años
    Querida Sandra, yo tampoco sé si el amor es lo mejor o lo peor que le puede pasar a alguien, igual que tú lo he disfrutado y padecido. Si tuviera que contestarte algo breve sería esto: el amor no resuelve nada en la vida, a veces ni siquiera la soledad, y a veces más bien empeora las cosas, pero sí creo que es necesario contar con él siempre, no me preguntes por qué, yo tampoco lo sé, pero sí sé que cuando lo he tenido conmigo he creído ser más feliz y eso ya es algo, de todas maneras no creo que sea buena idea que sigas teniendo sexo con tu ex, y menos en la sala de música de la escuela, luego hablamos
    Soliloquios Literarioscompartió una citahace 2 años
    Güey, no todo el mundo es tan loser como nosotros. Seguro está casada. Y felizmente. Y hasta tiene nietos. Rubios y ojiazules todos
    María José Gónzalezcompartió una citahace 3 meses
    es como si existiera, en el universo, una cantidad finita de suerte y ésta estuviera contenida en vasos comunicantes que nos afectan a todos: mariposas, abogados, sequoias.
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    posibilidad del futuro juntos, el más próximo de los futuros. El aquí y el ahora y el podemos hacer el amor de una vez, total, con que no hagamos ruido, no le hace que no traiga condones. Dejó de importar una maqueta pendiente, un posible regaño en su casa por salirse sin avisar, que ella no estu
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    Simón y yo somos el uno para el otro. Lo amo más que a nada en el mundo. Y él a mí. Para siempre.
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    namorado como un adolescente de secundaria. O acaso como le hubiera gustado enamorarse cuando era un adolescente de secundaria
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    La había descrito como la mujer más hermosa del planeta Tierra. Y Simón supo, sin siquiera haberla visto una vez, que muy probablemente
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    Si no fuera porque también sacaste a Priscila de su malviaje de mi divorcio, juraría que eres todo un fraude, cabró
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    tan poco acostumbrada a no hacer sino lo que le ordenaba su sistema límbico (comer, dormir, sudar, cagar, coger), una estrategia para conseguir el dato.
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    No hay que ser ningún Sherlock Holmes. ¿Cómo iba a salir con las mismas ropas de ayer la dueña de la casa? ¿Y además sin darse un regaderazo? Te dije que los cuernos son la cosa más natural del mundo. Lo verdaderamente antinatural es el amor, pero bueno, ya ni te digo nada. Ya tuvimos esta plática
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    Una niña bastante guapa. Más guapa al menos que Majo. Y se lo pidió enfrente de todos: el Pollo, el Molina, Luis Méndez y otro que andaba por ahí
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    que ella ya había tenido novios antes pero que desde que lo vio fue como si no hubiera existido ninguno de ellos,
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    Ni siquiera por los dos guapitos del salón quienes, desde luego, tenían novia, ambas de preparatoria y con bastantes más curvas que Majo.
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    Ser cambiado por una mujer, por otro lado, es una de las leyes no escritas de la vida. Ha de ocurrir tarde o temprano.
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    comenzando por Majo, siguiéndose con Leticia, Concha, Macarena, su primera esposa, Luz María, su segunda esposa, Mercedes, sus cinco novias subsiguientes para terminar en Judith,
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    Tirado sobre el parquet, con la vista puesta en el cielo raso, llegaba a la sobada conclusión de que, para alguien que sigue creyendo en el amor, el balance general de su vida era una total porquería, puros pasivos, nada de capital contable
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    Tenía veintitantos años, morena, pancita incipiente, curvilínea, risa estruendosa, anteojos que no se quitaba ni para hacer el amor, sobre todo si era de día, como pudo comprobar Simón (él sí se los quitaba), simpática las más de las veces, amante de las
    b4797396466compartió una citahace 7 meses
    niña de ojos vivaces, nariz respingona y sonrisa fácil, cabello negro lacio y piel lechosa, bastante bonita aunque con cuerpo de flauta, llamada María José Tuck.
    Delia Ortigoza Castellanoscompartió una citahace 8 meses
    —Estoy de acuerdo. Así, a secas, lo es. Pero deja de serlo cuando te toca. Cuando no es una palabra suelta, sino un algo que te aplasta con sus cientos de toneladas de acero y te apalea con sus miles de millones de voltios de descarga eléctrica.
    Delia Ortigoza Castellanoscompartió una citahace 8 meses
    sabía que de ésa no escapaba sin un final, un verdadero final.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)