Libros
Daniel Barabaschi,Daniel Chamorro

DESARROLLO INTEGRAL ILIMITADO

El crecimiento es parte de la vida, la creación de Dios se desarrolla y crece hasta alcanzar la madurez. La enfermedad y la muerte entraron en la creación a causa del pecado, de la desobediencia del ser humano. Pero en Cristo, hay una nueva oportunidad de volver al diseño original, al desarrollo integral e ilimitado.

Podemos crecer y nuestra meta es la estatura de Cristo, es decir, ser como Jesús, por supuesto no en el sentido de ser Dios, sino en el sentido de su modelo de hombre perfectamente alineado con el propósito de Dios para la humanidad.

El apóstol le escribe a los Efesios “hasta que todos lleguemos”, ésta no es una meta para algunos, sino para todos. Juntos, en unidad, estamos llamados a crecer hasta la completa medida de Cristo. La perfección, en sentido de madurez, es posible en Cristo, mediante la acción del Espíritu Santo en nuestra vida.

Desarrollo:

Estamos llamados a un desarrollo integral e ilimitado. Desarrollarse tiene que ver con crecer, incrementar, aumentar, adelantar, progresar, desenvolverse, avanzar. Todos estos verbos involucran acciones hacia algo mejor de lo que vivimos ahora. El desarrollo nos habla de un proceso de cambios que nos conduce a cosas mejores. Eso es precisamente el desafío de la Palabra de Dios para nuestra vida. Hay un aspecto del desarrollo en el cual nuestra influencia es limitada, por ejemplo, el de nuestro cuerpo, no podemos hacer nada para ser más altos (Mateo 6.27; Lucas 12:25), pero sí podemos alimentarnos bien, hacer ejercicio, etc.

La parte del desarrollo que nos corresponde a nosotros no es opcional, sin ella no habrá desarrollo. Nuestra parte son acciones, cosas que se practican día a día y en los tiempos de Dios. Nuestras acciones en realidad son siempre verbo: sembrar, regar, cuidar, cosechar, buscar, tener fe, profetizar, orar, visitar, ayudar, perdonar, amar, esperar, actuar, perseverar, resistir, luchar, predicar, alimentar, vestir, dar, escuchar, hablar, ministrar, etc., etc.

Integral

Desarrollo integral o desarrollo integrado es un enfoque de análisis que se centra en unificar y aprovechar todas las causas de un problema para ofrecer una respuesta plenamente satisfactoria. En la creación de Dios vemos que todo está sujeto a cambio y transformación. Si pensamos en un ser vivo, su existencia obedece a unos procesos biológicos. En este sentido, por ejemplo, una semilla se convierte en un árbol y unas células se van alterando hasta convertirse en un ser individual de una especie. El desarrollo es parte natural pero no sucede en un aislamiento, sino en una interacción contínua con el medio donde se produce.

Cuando nos referimos al desarrollo integral del creyente lo hacemos desde el punto de vista del ser humano como espíritu, alma y cuerpo. A pesar de tener estas tres dimensiones, no podemos separarlas una de la otra, nuestro desarrollo debe involucrarlas de manera integrada.

Ilimitado

¿Cuál es el límite? La estatura de la plenitud de Cristo, puede definirse como algo infinito. Es que en un sentido, no hay límites para aquel que cree en Cristo y le sigue. No obstante, la definición de ilimitado tiene que ver con la posibilidad de que el desarrollo sea “sostenible”, esto significa que pueda mantenerse en el tiempo, que no sea algo pasajero, momentáneo o sin permanencia posible.
254 páginas impresas
Editorial
BookBaby

Libros relacionados

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)