Sigmund Freud

La interpretación de los sueños

La primera edición de Die Traumdeutung (La interpretación de los sueños) se publicó unos días antes del siglo, aunque en la portada constara ya la fecha «1900». Es posible observar en esta pequeña licencia algún indicio del valor inaugural que el mismo Freud, clarividente, reservaba a su obra cumbre. La primera edición tuvo una desastrosa acogida por parte del público y la crítica. En una carta a su amigo Fliess, pocos días después de la publicación del libro, el autor se lamentaba: «No hemos adelantado demasiado a nuestro tiempo…». No obstante era también consciente de que, de uno u otro modo, el enigma de los sueños había sido por fin desvelado y que el destino de La interpretación de los sueños era convertirse inexorablemente, en la obra pionera del psicoanálisis. Hoy es también una de las obras maestras de la literatura y el pensamiento del siglo XX. Los progresos científicos alcanzados no han conseguido restar valor ni actualidad a la exposición freudiana de los temas oníricos, aquí presentada en la magistral traducción de Luis López-Ballesteros y de Torres, que mereciera ya en 1923, un comentario elogioso del mismo Freud.
781 páginas impresas

Otras versiones

Opiniones

    Miguel Salinas Perianzacompartió su opiniónel año pasado

    Me costó mucho terminarlo pero al fin pude . Es un muy bueno te enseña lo que no sabías de los sueños . Saludis lo recomiendo.

    Angiecompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó

    Amazing lecture really changes your perspective

    enriquezcaisaguanolcompartió su opiniónhace 2 años
    👎Olvídalo

    Personalmente es confuso.

Citas

    Manuel Romerocompartió una citahace 5 años
    «Nuestros sueños entrañan algo verdadero. En ellos reconocemos nuestro propio yo, a pesar del disfraz de elevación o rebajamiento con el que se nos aparece
    Laura Calderóncompartió una citahace 5 años
    No son de naturaleza divina, sino demoníaca, pues la Naturaleza es demoníaca y no divina;
    Serenacompartió una citahace 3 meses
    Un autor americano, Nelson, opina que en el sueño hallamos casi siempre utilizadas impresiones del día anterior a aquel en cuya noche tuvo lugar, o de tres días antes, como si las del día inmediato al sueño no se hallaran aún lo suficientemente debilitadas o lejanas.

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)