Karyl McBride

Madres que no saben amar

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Este libro no está disponible por el momento.
277 páginas impresas

Opiniones

    Fabs Martinezcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó

    Para mi si lo valió y es que nunca lleve una relación como esperaba con mi madre, si puede que uno tenga techo, alimentación, educación pero y el amor? ¿Dónde queda? Y es que a veces cree uno que debe esforzarse al máximo para tener uno lo que tanto anhela, vemos aquí varios testimonios de varias mujeres profesionales o no, de diferentes edades y que aún seguian con ese vacío que tuvieron por el narcisimo de su madre la verdad me dolió un poco leerlo porque me identifique con varias de ellas y nunca creí que mi madre fuera narcisista.

Citas

    Angélica Gómezcompartió una citahace 2 años
    Querida mamaíta,

    lo estoy haciendo muy bien.

    Tengo sobresalientes en todo en la escuela

    y ya no lloro a la hora de irme a la cama,

    aunque mi nueva mamá dijo que podía.

    Recuerdo lo mucho que odias las lágrimas,

    me las secabas a bofetadas

    para hacerme fuerte.

    Me parece que funcionó.

    He aprendido a usar un microscopio

    y me ha crecido el pelo cinco centímetros.

    Es bonito, igual que el tuyo.

    No me dejan limpiar la casa,

    sólo mi propia habitación,

    ¿no es una regla extraña?

    Tú dices que los niños causan tantos problemas

    al nacer que más les vale compensarlo.

    No he de cuidar

    de los otros niños, sólo de mí, y eso me gusta.

    Todavía siento el nudo en el estómago

    cuando hago algo mal, pero

    tengo escrito en mi espejo:

    «Los niños se equivocan. No pasa nada».

    Lo leo cada día.

    A veces, incluso me lo creo.

    Me pregunto si alguna vez piensas en mí

    o si te alegras de que la que creaba problemas se haya ido.

    No quiero volver a verte nunca.

    Te quiero, mamá.
    Fabs Martinezcompartió una citahace 2 años
    ha sorprendido que la mayoría de hijas a las que he entrevistado o a las que he tratado no sintieran un profundo resentimiento hacia sus hermanos. La mayoría agradece 59

    que reciban algo de atención materna, aunque ellas mismas no la reciban.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)