Libros
Gustavo Escanlar

Estokolmo

La novela arranca con los preparativos para un robo, que llevan a Marcelo, el Chole y Seba a una fiesta en la que van a irrumpir para asaltar a los invitados. Desde la primera página el síndrome se pone en marcha y el lector se compromete con el éxito de la rapiña, del mismo modo que Demonio, el único botín valioso que terminan llevándose, enseguida se apega a sus captores. El barrio es también un protagonista, con su ritmo particular y su catálogo de dudosos superhéroes, que se intercala con la historia. Se es «del barrio» o se es un «burgués de mierda»; una elección que no todo el mundo parece tener. La droga es una presencia tan constante como la banda sonora de Charly García o Los Redondos.

Estokolmo es una forma de secuestro de la que el lector no vuelve incambiado: como todo liberado se preguntará quién es, cuál es su lugar y quiénes son sus abusadores. Una novela insolente, auténtica, tan adictiva que se consume en muy poco tiempo pero cuyos efectos permanecen en el organismo largamente.

«He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la rutina, por la militancia política, por la vejez prematura, por la seriedad estúpida. Sí, también leí a los beatniks y me la creí.»
82 páginas impresas
Publicación original
2014

Opiniones

    porlaquebradacompartió su opiniónhace 2 años
    🚀Adictivo

En las estanterías

fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)