Un yanqui en Canadá, Henry David Thoreau
Libros
Henry David Thoreau

Un yanqui en Canadá

Leer
Verónica Noyola
Verónica Noyolacompartió una citahace 8 meses
Sugerían que alguna vida humana sencilla y quizá heroica podría haber transcurrido aquí. Toda la poesía del mundo cabe en un nombre.
Verónica Noyola
Verónica Noyolacompartió una citahace 8 meses
Es como si un buey se hubiese colado en una iglesia y estuviese tratando de reflexionar sobre su propio ser. Sin embargo, son capaces de gran reverencia; pero nosotros, los yanquis, somos un pueblo en el que este sentimiento prácticamente se ha extinguido, y a este respecto no podemos reflexionar sobre nuestro propio ser más que si fuésemos bueyes
Verónica Noyola
Verónica Noyolacompartió una citahace 8 meses
Pronto descubrimos la ciudad de Montreal, con sus tejados de cinc destellando en la lejanía. Sus reflejos caían sobre los ojos como el estruendo de unos timbales en la oreja. Era especialmente visible la iglesia de Notre Dame, y más adelante, también el edificio del mercado de Bonsecours, ocupando una posición dominante en el muelle, detrás de las embarcaciones.
Verónica Noyola
Verónica Noyolacompartió una citahace 8 meses
Aquí los canadienses, una raza de apariencia bastante pobre, vestidos con ropas sencillas de un paño gris que hacía que pareciesen estar cubiertas de polvo, pasaban montados en calesas y en pequeños carros llamados charretteso carretas
Verónica Noyola
Verónica Noyolacompartió una citahace 8 meses
La referencia más antigua a estas aguas con la que me he encontrado ha sido la de la crónica del descubrimiento y la exploración del lago San Lorenzo que Cartier8 llevó a cabo en 1535
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)