Hugo Hiriart

El juego del arte

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Brenda Isela Vázcompartió una citael año pasado
    «el encanto de la belleza estriba en su misterio».

    HH
    b8144062889compartió una citael año pasado
    No hay fuga fea. ¿Cómo una mera forma, casi un procedimiento, puede ser tan deleitoso? Geométrica, cristalina; un cristal trazado no en el espacio sino en el tiempo, pero cristal emocionante. Claridad apasionada, sencilla, simple e inexplicable. La fuga es una probadita terrena del habla inmaterial de los ángeles. Así debe ser, sin duda, como eso
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Qué tiene esa forma de preludio seguido de fuga que la hace tan atractiva y satisfactoria? A la libertad juguetona del preludio debe seguir el difícil rigor de la fuga. En el preludio casi no hay reglas, se vale todo. En la fuga no hay que construir, hay restricciones y reglas. Así dice Whitehead que debe ser la educación universitaria: los periodos de libertad romántica, imaginativa, deben alternarse con periodos de disciplina, rigor, dominio completo de las técnicas. Los dos estadios son indispensables en la formación de la persona. Toda actividad que valga la pena tiene esas dos facetas: el juego y la precisión. La cima intelectual está hecha de éstas: imaginación libre y audaz, pero también rigor, paciencia, precisión. Es decir, preludio y fuga
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Porque acuérdate de lo que decía Chamfort: «en los grandes asuntos, los hombres se muestran como les conviene; en los pequeños, tal como son en realidad
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Sócrates camina por el escenario, sale de un lado y va a sentarse en una piedra. Discurre despacio, vagamente. Puede mirar para acá y para allá, porque Sócrates es curioso y muy perceptivo, o puede avanzar reconcentrado y meditabundo, porque es el pensador que todos conocemos. Ésa es la situación.
    ¿Por qué sería equivocado que Sócrates saliera a escena, caminara aprisa y decidido hacia la piedra y se sentara en ella con energía? Porque entonces no tendríamos a Sócrates sino a un business executive, un hombre atareado en las cosas de este mundo, una persona común y corriente que sabe adónde va, no un Sócrates crítico, perplejo ante la complejidad de la vida, que sólo sabe que no sabe nada
    b8144062889compartió una citael año pasado
    el arte satisface nuestra necesidad de jugar con los sentimientos y las emociones para acercarnos a ellos sin que nos envuelvan, hurgar en ellos y estar en condiciones de sentirlos a distancia, apreciarlos y conjurarlos
    marioramosgarcíacompartió una citael año pasado
    hombre, con la belleza, no debe hacer más que jugar, y el hombre no debe jugar nada más que con la belleza. Sólo juega el hombre cuando es hombre en pleno sentido de la palabra, y sólo es plenamente hombre cuando juega».
    marioramosgarcíacompartió una citael año pasado
    no hay cultura en la que no se baile, se cante, se cuenten historias.
    marioramosgarcíacompartió una citael año pasado
    Este libro es una exploración del lenguaje para hablar de arte, en parte, y en parte de la naturaleza
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Tú captas la belleza de una melodía, por ejemplo, no porque pienses en ella, no argumentas, no reflexionas, sólo la oyes y al hacerlo identificas la belleza que encierra
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Pero ¿qué es la elegancia? Enlistemos algunas notas: elegancia supone, por ejemplo, facilidad (lo trabajoso no es elegante); rareza (lo común no es elegante), llamada, justamente, distinción; cierta discreción (lo llamativo es vulgar en cualquier campo, incluido el sentimental); economía de elementos o medios (lo atiborrado y lo prolijo son vulgares); clara sencillez (el prototipo sería la demostración matemática, mientras más breve y diáfana, más elegante); gobierno (lo descontrolado también es vulgar). Estas notas constituyen cierta inventiva estética. Al dar las notas de la elegancia, damos los criterios para apreciarla
    b8144062889compartió una citael año pasado
    sino porque si, por ejemplo, Miró hace un dibujo que es una simple raya copiada de una grieta en la pared, no podemos desdeñar ese dibujo, pues, sea lo que sea, lo hizo Miró y, por tanto, algo puede haber ahí.
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Por otro lado todo examen del juicio calificador tiene que hacer justicia a dos cosas: 1) a que el gusto estético, la capacidad apreciativa se va formando, educando, no sólo con la frecuentación de las obras de arte sino con conversaciones, lecturas y toda clase de estudios. 2) La otra es el reconocimiento de cierto tipo de autoridad
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Así pues, lo que llamamos belleza, en arte, no es otra cosa que dominio acabado de una tradición artística con singularidad personal innovadora
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Aclarado lo que había que aclarar, te dejo de tarea el siguiente problema: ¿qué actividades humanas no consisten en discurrir cuáles son los medios más adecuados para alcanzar un fin? En la inteligencia de que la lista que proporciones, como verás, será la de las actividades donde no puede haber inspiración
    b8144062889compartió una citael año pasado
    Tanto las ocurrencias poéticas como los chistes que improvisa el chistoso son un subproducto de nuestra capacidad de usar el lenguaje, es imaginación verbal, y no está sujeta a la atención inmediata, es espontánea, oblicua, automática
    b8144062889compartió una citael año pasado
    He aquí una lista de monstruos no animales:
    1) El huracán que grita amenazas en francés, inglés y turco mientras avanza furioso.
    2) Un pensamiento dotado de existencia separada que anda de aquí para allá y vuelve loca a la persona en la que se aposenta.
    3) La caja de zapatos que desaparece todo lo que se guarda en ella, sobre todo en noches de luna llena.
    4) Un tocadiscos que, en vez de reproducir discos, te cuenta tu vida cuando lo accionas.
    5) El sobre cerrado que periódicamente renueva las cartas que contiene provenientes de lugares distantes del globo.
    6) La playa donde las olas cuando revientan escriben letras sobre la arena
    Salvador Enrique Lacroixcompartió una citael año pasado
    arte teatral como las más tradicionales
    Salvador Enrique Lacroixcompartió una citael año pasado
    novela policiaca de Dashiell Hammett
    Salvador Enrique Lacroixcompartió una citael año pasado
    Sonata para violín y piano, de Ravel
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)