Helen Oyeyemi

Lo que no es tuyo no es tuyo

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Alicia M. Marescompartió una citahace 9 días
    Se han privado a sí mismos de todos los lazos sociales; sólo tienen conocidos. Ahora buscan sus almas, distinguen siluetas de caballos salvajes galopando en estampida en las hojas de té depositadas en el fondo de sus tazas… ¿De qué son presagio?
    Alicia M. Marescompartió una citahace 9 días
    El consentimiento es un movimiento descendente, creo—un salto o una caída—, y tanto si lo admiten como si no, hasta las personas más resueltas pueden verse incapaces de decir si dieron su consentimiento libremente. Esa imposibilidad de saber si te lanzaste o si te empujaron provoca una mirada vacía y un característico sentimiento de devastación.
    Alicia M. Marescompartió una citahace 9 días
    Había subido a la montaña para contemplar la estatua de un hipotético dios pagano, y tras mirarla durante largo tiempo continuó siendo hipotético.
    Alicia M. Marescompartió una citahace 10 días
    En su recuerdo, la madre de Jill sacudía el paraguas del que caían gotas de lluvia iridiscentes mientras decía: «Hoy los lobos están celebrando banquetes de boda y las brujas se cepillan el pelo».
    Alicia M. Marescompartió una citahace 11 días
    Sus amos se hicieron viejos y murieron, así que me quedé con los títeres. No estaban vivos, aunque sólo a un paso de la vida, siempre a un paso. Los títeres saben cuándo están cerca de la vida humana y necesitan que la vida humana esté cerca de ellos; los ayuda a evitar ir… por el mal camino.
    Alicia M. Marescompartió una citahace 13 días
    Le dije: “¿Te has fijado que quizá estemos a punto de estrellarnos?”. Y ella contestó: “Sí, ya me he dado cuenta, y por eso es más importante aún que sepa cómo termina esta historia”».
    Alicia M. Marescompartió una citahace 14 días
    Bueno…, es la diosa que vigila los grandes viajes del interior al exterior, o viceversa. Es la encargada de ese paso que te lleva de un estado a otro, alguien a quien te encuentras en las encrucijadas, por ejemplo.
    Alicia M. Marescompartió una citahace 14 días
    La llave entraba en la cerradura y Lucy se adentró en un jardín tapiado rebosante de rosas. Caminó envuelta en oleadas de perfume, levantando a su paso enredaderas de eglantina y escaramujo mientras pequeñas mariposas de color azul pálido se dispersaban en todas direcciones.
    Alicia M. Marescompartió una citahace 14 días
    El esfuerzo que ponía al dibujar hacía que se le tensaran todos los miembros. Montse veía cómo a veces se quedaba sin aliento aunque apenas se hubiera movido. Era consecuencia de arrebatarle imágenes al aire: el aire se cobraba algo a cambio.
    Julian Penagoscompartió una citael año pasado
    Kenneth Gross, Puppet: An Essay on Uncanny Life,
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)