Juan José Silvestre Valor

La Santa Misa

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
El autor propone un itinerario espiritual que sigue de cerca el desarrollo de los ritos litúrgicos, y ofrece así a sacerdotes y seglares materia de meditación sobre la Santa Misa.

Expresa también su deseo «de ayudar a hacer realidad -en mí mismo y en otras muchas personas— la gran aspiración de San Josemaría Escrivá de Balaguer: «Ante todo, hemos de amar la Santa Misa que debe ser el centro de nuestro día. Si vivimos bien la Misa, ¿cómo no continuar luego el resto de la jornada con el pensamiento en el Señor, con la comezón de no apartarnos de su presencia, para trabajar como Él trabajaba y amar como Él amaba?"".

«Publico estas páginas con el afán de secundar las recomendaciones del Romano Pontífice, mientras suplico a la Trinidad, por intercesión de la Santísima Virgen, que produzcan un efecto saludable en los lectores» (De la Presentación del autor).
Este libro no está disponible por el momento.
398 páginas impresas
Publicación original
2015

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate

Citas

    Fernando Gcompartió una citahace 8 meses
    El uso de la estola tiene un origen oscuro, pero a lo largo de los siglos su simbolismo ha sido doble: por una parte, en cuanto fue prenda del servicio del diácono, es el distintivo de la predicación; y porque se impone sobre el cuello y hombros recuerda el yugo y la carga del sagrado ministerio, así como la paciencia para llevarlo a cabo
    Fernando Gcompartió una citahace 8 meses
    Por lo que se refiere a las vestiduras propias de los ministros, encontramos la casulla, para el sacerdote, y la dalmática para el diácono
    Fernando Gcompartió una citahace 8 meses
    A su vez, el uso del cíngulo, que adapta el alba al cuerpo para que no le impida andar, simboliza la mortificación que debe ceñir el propio cuerpo para la guarda de la preciosa virtud de la castidad.

En las estanterías

    Ediciones Rialp
    Ediciones Rialp
    • 614
    • 10
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)