Libros
Manuel González

Pienso, luego molesto. Siento, luego existo

Perfeccionista, inquieto e insatisfecho tras pasarse la vida deprisa y corriendo, el COVID-19 le ha parado en seco. Cansado, regresa a casa y la encuentra desorganizada: en su cerebro hay un molesto y continuo chismorreo neuronal. El protagonista de esta historia reconoce que el miedo, la ansiedad, el estrés y la soledad han gobernado con frecuencia sus acciones, olvidándose de vivir y ser feliz. Esto le duele, pero está decidido a poner orden entre la mente, el corazón, el estómago y el sexo. Nada fácil, pero la suerte está echada.
147 páginas impresas
Publicación original
2021
Editorial
Exlibric

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate

Citas

    Mario Herrera Ccompartió una citahace 6 días
    Así que, como ya no hay solución a TU problemita, pues te aguantas y te callas, que ya se te pasará, ja, ja, ja…
    CORAZÓN: Tendrás cara… ¡Qué engreído y falso eres! Piensas que porque los dioses te hayan colocado en la cresta del cuerpo ya eres el rey del mambo. Te enrabieta que parte de las neuronas, que consideras de tu propiedad, estén en mi casa y en el bajo vientre. Eres menos inteligente de lo que crees.
    Así estaban las cosas de encendidas cuando me pareció escuchar otra voz que provenía desde la cintura para abajo.
    —¿Quién hay? —pregunté.
    —Soy yo, el sexo.
    —¡Vaya! El que faltaba —murmuré—. Ahora no es el momento, chico. Estate quieto —respondí.
    —No es lo que crees. Hace rato estoy escuchando a esos parlanchines y ya me están cansando. ¿Qué sería de ellos sin mí?
    Al oír esto, los otros, que habían estado callados un minuto, saltaron como una escopeta:
    CEREBRO: ¿Quién te ha dado a ti vela en este entierro?
    CORAZÓN: ¿Por qué interrumpes nuestra conversación?
    Mario Herrera Ccompartió una citahace 6 días
    La razón, como capacidad distintiva de los seres humanos, fue la protagonista en el capítulo anterior. Se resaltó su escaso protagonismo en la sociedad actual, poniendo de relieve la gran ruptura social entre ignorancia y conocimiento, entre las personas que piensan y las que no, entre los que mandan y los que obedecen.
    Si antes apostamos por una vuelta a Descartes, en este capítulo se pondrá de manifiesto su gran error: el olvido de las emociones. Las personas somos más que cerebro. ¿Cómo conciliar mente y corazón, condenados a entenderse? ¿Será necesario actualizar o reformular el axioma «pienso, luego existo» por «siento, luego existo»? A continuación damos entrada a algunas emociones y sentimientos como el amor, el miedo, la compasión, el dolor, la soledad y la gratitud.
    ¿QUIÉN MANDA EN MI CASA?

    Era primavera. Paseaba por la Pedriza, en la sierra de Guadarrama de Madrid, cuando escuché unas voces nada nuevas, pero más estentóreas que de costumbre. Como me impedían atender el canto de los pájaros y el murmullo del río Manzanares, me paré. Las reconocí al momento.
    CEREBRO: ¿Quién hay ahí?
    CORAZÓN: Soy yo, el de siempre. ¿Y tú quién eres?
    CEREBRO: ¿Pues quién voy a ser? El que manda. A ver si no molestas.
    CORAZÓN: Oye, aquí el que molesta y runrunea eres tú. ¡Qué noches me estás dando!
    CEREBRO: ¡Mira quién va a hablar! Llevas desbocado días y meses. Desde que tu amor te dijo que no te hicieses más ilusiones, ni vives ni dejas vivir.
    CORAZÓN: ¿Te importa, chulito? Aunque lo niegues, también te afecta. Parece que solo te alimentas de recuerdos. Te encanta negrear con el futuro y el pasado. Si al menos echases una mano… Pero no, leña al fuego.
    CEREBRO: Mira, niño, a mí me han dicho que analice y decida. Así que, como ya no hay solución a TU problemita, pues te aguantas y te callas,
    Mario Herrera Ccompartió una citahace 6 días
    dignos de la especie humana. Líderes inteligentes, comprometidos y éticos para audiencias inteligentes y comprometidas con la verdad.
    1 Cfr. el excelente estudio de Carr, N. (2011). ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? Superficiales. Madrid

En las estanterías

    b0993873284
    Self-care
    • 4
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)