Natalia Walsh

El constructor de muros

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Tras la muerte de su padre, Valery Laurent regresa a Edimburgo. La casa de los Ardwell y el hijo menor de la familia, William, se convierten en su refugio. Valery comienza a sentir algo muy especial por el joven… Sin embargo, con el paso del tiempo, descubre que tampoco junto a él se encuentra a salvo, y es que William esconde un secreto oscuro… Valery está segura de haber encontrado a «La persona que lo cambiará todo», pero ¿y si el amor no fuera suficiente? ¿Y si solo estuviera construyendo un muro a su alrededor para no ver la realidad? ¿Será capaz de derribarlo?

El constructor de muros es una bildungsroman ambientada en la Escocia de los años noventa y narrada en primera persona, una novela romántica actual que llevará a su protagonista a enfrentarse a la pérdida, al primer amor, a los recuerdos y, sobre todo, a sí misma.
«Puede que conozcas a alguien y deposites en ella toda tu confianza, cariño, amor… Pero también puede que esa persona sea la que termine de derrumbar tu pequeño castillo de naipes y te destroce el corazón por completo ¿o quizás no? Me ha encantado el personaje de Valery, me ha demostrado que es valiente incluso cuando todo a su lado se derrumba». Tania de blog Tania entre libros
«Esta es una historia de fortaleza, de personas valientes que aunque alguien nos construya un muro, somos capaces de coger un mazo y destruirlo y seguir viendo el camino. Es una historia de la que podemos incluso aprender nosotros mismos, donde también nos podemos sentir reflejados si pasamos algunos de los momentos en los que se encuentra Valery». José Ángel, del blog Viviendo entre palabras
Este libro no está disponible por el momento.
95 páginas impresas

Opiniones

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    ¿Qué te pareció el libro?

    Inicia sesión o regístrate
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)