1001 Curiosidades de Barcelona, Anna-Priscila Magriñà, Silvia Suárez
Anna-Priscila Magriñà,Silvia Suárez

1001 Curiosidades de Barcelona

625 páginas impresas
En un rincón de la calle Paradís hay una piedra de molino que recuerda la cima del monte Tàber, el lugar más alto de la ciudad romana y desde donde los hombres del emperador Augusto empezaron a construir la ciudad que llamaron Iulia Augusta Faventia Paterna Barcino. Desde entonces son muchas las anécdotas y curiosidades que esta ciudad nos ha dejado. Al leerlas, el lector podrá trazar un recorrido emocionante por nuestra historia y de esta manera entender mejor la realidad que le envuelve.

La historia de Barcelona es visible para el viandante que pasea por sus calles y plazas, que observa sus edificios y escucha con sorpresa y admiración los relatos de otros tiempos. Las calles de la ciudad esconden historias latentes que esperan ser descubiertas por el paseante al ritmo de sus propios pasos. Porque cada rincón, cada pasaje, cada fuente, esconden páginas apasionadas, relatos de amor o de guerra, tragedias, revueltas, gritos, ilusiones y esperanzas. Quien conoce el pasado que le envuelve puede entender mejor que el futuro que le aguarda. Este libro nos muestra, en forma de pinceladas y de una manera lúdica, cuáles fueron los orígenes de la ciudad Condal, qué queda de aquella Barcino romana.

Es evidente que el paisaje urbano ha cambiado mucho a lo largo de todo este tiempo, pero las huellas de aquel pasado aún pueden verse, no solamente paseando por Ciutat Vella sino también en el rincón más insospechado de la ciudad. Tan sólo hace falta sentarnos en un banco de piedra y alzar la vista hacia alguno de los edificios históricos y contemplar su fachada, o pasear sobre alguna de las pocas calles adoquinadas que quedan. Son mudos testimonios de un pasado que nos invita a escucharlo.

-Un monasterio para una reina solitaria.
-El campesino que intentó matar a Fernando II.
-El bandolero más mediático.
-El dedo robado de santa Eulalia.
-Un prostíbulo muy prestigioso.
-La torre Eiffel podía haberse instalado en Barcelona.
-La Mercè que hizo desaparecer 1000 langostas.
Publicación original
2017
Editorial
Ma Non Troppo
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Buscar en Google
Opinión
Agregar a la estantería
6Lectores
0Estanterías
0Opiniones
2Citas

Opiniones

👍
👎
💧
🐼
💤
💩
💀
🙈
🔮
💡
🎯
💞
🌴
🚀
😄

¿Qué te pareció el libro?

Inicia sesión o regístrate
Aliss Ivette
Aliss Ivettecompartió una citahace 4 meses
Seguramente fue verdad, porque los enamorados quisieron empezar una vida en común enseguida. Pero los dos estaban ya casados y, por mucho que él fuera conde, su unión sería difícil de aceptar, sobre todo, por la abuela de todas las abuelas: Ermesenda.

El retablo representa el amor entre Ramón Berenguer i Almodis.

Algunos creen que el conde raptó a la mujer para llevarla a Barcelona, otros dicen que se trataba de un plan pensado entre los dos para huir juntos. Sea como fuere, a pesar de su amor confeso, la pareja no lo tuvo nada fácil para sacar adelante la relación. Ante el pecado que los amantes estaban cometiendo a ojos de Dios (o quizás buscando nuevamente abrazar el poder, quién sabe), Ermesenda pidió la excomunión papal para el nieto y su nueva mujer. Pero la pareja no estaba dispuesta a ceder y la abuela, comprendiendo que la pelea podría llegar a comprometer el futuro de la Casa de Barcelona, acabó jurando fidelidad al matrimonio y se retiró a Osona donde moriría en sus posesiones de Sant Quirze de Besora con ochenta y tres años.
Irina Rud
Irina Rudcompartió una citahace 2 años
En Barcelona todo empieza y todo termina
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)