Yuri Herrera

La transmigración de los cuerpos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Jesus Koyoccompartió una citahace 2 meses
    Cuatro días atrás parecía una broma el sonsonete, el susto que te pegan al cruzar la puerta para luego decir Tranquilo, sólo soy yo. Todos lo sabían: si era algo, era una chingaderita. Que la enfermedad era cosa de un bicho y el bicho se mantenía nomás en barrios insalubres. El problema podía arreglarse a periodicazos en la pared. Quien no tuviera para periódico podía usar las suelas; no había que estar arreglándoles todo, como si ser jodido fuera un mérito. ¡Te caes de hambre! se popularizó decirle al que estornudara o tosiera, se mareara o dijera ay
    Jesus Koyoccompartió una citahace 2 meses
    Una cosa a la vez, se dijo, luego vemos qué chingaos, ahora agua. Agua. Levantó la nariz, volvió a observar con atención su casa y dijo en voz alta Claro. Se levantó, fue al baño con un vaso de vidrio, alzó la tapa del tanque y vio que apenas si quedaba un fondito de tres dedos; se había levantado a mear durante la noche, y el tanque no se había vuelto a llenar después de jalarle. Raspó el fondo del tanque pero nomás le alcanzó para medio vaso. Le quedaba una sola gota de agua en el cuerpo y ésta había elegido un lugar preciso en la sien para taladrar su salida.
    A la chingada, se dijo, ¿de cuándo acá les creo tanto a esos cabrones?
    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    En ocasiones similares, se había convencido de que hasta a la gente más retorcida había que darle una oportunidad, porque la gente toda es como estrellas muertas: lo que nos llega de ellas es distinto de la cosa, que ya ha desaparecido o ya ha cambiado, así sea un segundo después de la emisión de luz o de la mala obra.
    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    Por eso es que nos hacemos enemigos de nuestros amigos en cuanto empezamos a separarnos de ellos, pensaba, porque ahora sí sus defectos son sólo suyos, no como cuando son defectos compartidos.
    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    Llegó a su celular un mensaje del gobierno asegurando que ya prontito se normalizaría la vida, que había que tener cuidado pero caer en pánico no; palmadita en la cabeza asegurando Éste es un silencio accidental ¿Sabe cómo? Como cuando usted está platicando con alguien y pasa un ángel, así; pero aire de Mejor hacernos pendejos que ponernos pendejos.
    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    Es lo mejor, porque es cariño del que se necesita, imagínate cómo sería el mundo si todos nos acariciáramos en lugar de estar matándonos. ¿Has visto toda la gente que se hace daño sin saber a quién le pega un tiro?
    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    Entonces fue que salió el gobierno a declarar Creemos que la epidemia —y fue la primera vez que usaron la palabra— puede ser un poco más agresiva de lo que habíamos pensado y creemos que sólo a través de un mosquito —un mosquito egipcio, subrayaron— se contagia, pero hay un par de casos en los que al parecer fue por otra vía, así que mientras descartamos lo que haya que descartar mejor paramos todo, pero, vamos, tampoco es para preocuparse, tenemos a la gente más astuta persiguiendo a lo que sea que es, y también tenemos hospitales, pero, por si las dudas, pues, mejor quédese en casita y mejor no bese a nadie y no toque a nadie y cúbrase la nariz y la boca y reporte cualquier síntoma, pero sobre todo no se preocu
    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    Durante esos cuatro días previos el mensaje había sido Calmados, calmados todos, que esto no va a pasar a mayores.
    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    O era que las cosas entendían pronto que su vida era como la parada de un camión, útil momentáneamente, pero donde nadie se quedaría a vivir.
    Mariana Nomáscompartió una citahace 5 meses
    Que la enfermedad era cosa de un bicho y el bicho se mantenía nomás en barrios insalubres. El problema podía arreglarse a periodicazos en la pared. Quien no tuviera para periódico podía usar las suelas; no había que estar arreglándoles todo, como si ser jodido fuera un mérito. ¡Te caes de hambre! se popularizó decirle al que estornudara o tosiera, se mareara o dijera ay.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    Vicky se acercó a darle un beso, y cuando estaba a punto de hacerlo se volvió a un lado y estornudó en la parte interna del brazo.

    A lo mejor en el futuro la gente ya no se acordaría de cómo fue que todos empezaron a hacerlo así, en vez de taparse la nariz con las manos. Tenía que llegar un susto de a deveras para que algunos gestos prendieran y luego quedaran como cicatrices que parecen siempre haber estado ahí. A lo mejor después ellos mismos serían sólo la cicatriz de alguien más, sin nombre, sin epitafio, nomás una raya en la piel.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    Éstos son tiempos extraordinarios, dijo Gustavo, Ahora la gente está enterada de tantas cosas que pasan en el mundo que ya puede escoger sus propios recuerdos. Antes no era así, la gente vivía del mundo que le habían dejado sus padres. Todavía quedan algunos, como éstos, que se aferran y se aferran.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    Gracias al tapabocas ahora miraba más los ojos y las manos.

    Si esto duraba, la gente terminaría reconociéndose por las uñas.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    Nunca había tenido que esforzarse para tener con quién coger, y eso a él le daba un poco de lástima, así como le daban lástima los que no Saben lo que se siente al ver una gran ciudad por primera vez porque han crecido en ella, o el que no recuerda lo que es sentirse guapo por primera vez, o por primera vez besar a alguien a quien parecería imposible besar; no sabe de milagros.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    ¿Por qué era cuate del Ñándertal? ¿Porque antes habían sido de verdad amigos? ¿Porque lo había visto volverse más y más infeliz? ¿O porque veía en él su propio perro negro? Por eso es que nos hacemos enemigos de nuestros amigos en cuanto empezamos a separamos de ellos, pensaba, porque ahora sí sus defectos son sólo suyos, no como cuando son defectos compartidos. Quizá lo mejor sea tener amistades breves, si uno se retira pronto, ellos se quedan con los vicios.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    en esta ciudad, donde lo que sea de cada quien, la gente no se metía en lo que hacían los demás; a veces podía parecer que el espíritu era Todos valemos lo mismo, no importa si crees en yerba ardiente, en pájaros jariosos, en libros enterrados, en la lana, en el verbo o en la verga, todos tenemos un espacio aquí.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    él dejó que su lengua fiesteara como fiestea la lengua cuando no le piden verbo.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    Tú y yo casi ni nos conocemos.

    Él dejó de mover las manos pero no las quitó ni dejó de hacer presión en su cadera.

    Eso es lo mejor, dijo.

    Y aún antes de decir lo siguiente ya sentía que volvía el canalla: el Canalla alias el Romántico.

    Es lo mejor, porque es cariño del que se necesita, imagínate cómo sería el mundo si todos nos acariciáramos en lugar de estar matándonos. ¿Has visto toda la gente que se hace daño sin saber a quién le pega un tiro?

    Lo creía, de verdad lo creía, sin embargo era un canalla porque lo había dicho como quien paga una mordida al popocha. Pero no podía dejar pasar la oportunidad. Pero igual era un canalla.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    Ésta podía ser la última mujer de su vida, se dijo. Siempre se lo decía porque, como todos, no tenía llenadera, y porque, como todos, estaba convencido de que se merecía coger una vez más antes de morir.
    Nat Morenocompartió una citahace 9 meses
    la casa entera descubría ecos a falta de ruido de calle y a ratos él sentía que ahora sí que no había nada más que tiempo, le daban unas ñañaras buenas y le entraba una paciencia que no se conocía
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)