Pleito matrimonial, Pedro Calderón de la Barca
Libros
Pedro Calderón de la Barca

Pleito matrimonial

Pleito matrimonial. Pedro Calderón de la Barca
Fragmento de la obra
Acto único
(Tocan cajas roncas y sale el Pecado, y abriéndose un tronco sale la Muerte con guadaña.)
Pecado: Parasismo del mundo, a cuyo horror
la fábrica caduca universal.
Muerte: Ojeriza del cielo, cuyo error
hizo al hombre saber el bien y el mal.
Pecado: Ira común, pues yace a tu furor
vegetable, sensible y racional.
Muerte: Saña común, pues yace a tu poder
lo que nació primero de nacer.
Pecado: Basilisco del tiempo tan cruel,
que das mirando a cuanto vive fin.
Muerte: Áspid del siglo, tan traidor e infiel
que muerdes entre flores de un jardín.
Pecado: Introducido escándalo de Abel.
Muerte: Heredada malicia de Caín.
Pecado: Ministro del gran Dios de Sabaoth.
Muerte: Caudillo de los bandos de Astaroth.
Pecado: Pálida Muerte, porque solo así
todas tus señas pronunciar podré.
Muerte: Príncipe del abismo, que de ti
noticia de otra suerte dar no sé.
Pecado: ¿A un mundo yo no te introduje?
Muerte: Si de la Muerte el Pecado origen fue.
Pecado: Pues si el ser me debiste y ser atroz,
desciende a los conjuros de mi voz.
Desciende de ese negro monte, que es funesta patria de la noche vil;
el seno deja de sus troncos, pues
el valle nos conVida con su abril.
Víboras somos; ajen nuestros pies
sus flores ciento a ciento y mil a mil,
mientras no empaña, al ver nuestro arrebol,
su faz la Luna y su semblante el Sol.
Muerte: Ya de aquel tronco que mi cuna fue,
de quien naciendo rama soy raíz,
rasgué el tronco y rasgándole dejé
yerta su pompa, mustio su matiz.
31 páginas impresas
Publicación original
2010
Editorial
Linkgua

Opiniones

¿Qué te pareció el libro?

Inicia sesión o regístrate
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)