Mona Awad

13 maneras de mirar a una gorda

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
    Anacompartió una citahace 3 años
    El universo está en nuestra contra, lo que por otra parte tiene sentido. Así que nos pillamos otro McFlurry y hablamos un rato sobre lo gordas que estamos.
    Noemi Serraldecompartió una citahace 20 días
    Más adelante voy a ser un auténtico pibón. Mi cara acabará adaptándose a esa nariz y desarrollaré un trastorno alimenticio. Estaré hambrienta y cabreada toda la vida, pero también pienso pasármelo de puta madre.
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Sé que esa mujer tiene que estar oyendo las sirenas a través del muro acristalado del Malibu Club, pero ella sigue pedaleando. Y mientras la miro a través del cristal, aspirando el humo de Char, siento que estoy peligrosamente cerca de una constatación que probablemente ya esté a nuestro alcance, una constatación que sé que podría cambiarlo todo
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Si tan solo siguiese un entrenamiento de intervalos. Ese es su problema. Que no sigue un entrenamiento de intervalos
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    —Al cuerpo hay que sorprenderlo. Atacarlo. Siempre. A tu sistema tienes que impactarlo constantemente. De otra forma, no llegas a ninguna parte.
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Yo asiento y observo a la mujer esta que pedalea en la oscuridad. ¿Era yo como ella? Seguro que no. Seguro que yo estaba consiguiendo algo. Seguro que todo mi esfuerzo era un esfuerzo progresivo orientado a una meta a mi alcance
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Yo asiento y observo a la mujer esta que pedalea en la oscuridad. ¿Era yo como ella? Seguro que no
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Yo ya he visto antes a la mujer que pedalea. Aparte de las cabezotas del Aquafit, es imposible imaginar una criatura más estancada en lo que a resultados se refiere.
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    El estampado me recordó a los que te encuentras en los muumuus o en la ropa que solían vender en las tiendas para chicas gordas, esa que mi madre llevó durante toda su vida adulta, la que yo llevé durante un enorme periodo de mi juventud, la que las chicas y las mujeres gordas se tenían que poner antes de que todo el mundo se pusiera gordo, antes de que la la oferta se igualase con la demanda.
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Pero no parece contenta. Parece más cabreada que nunca
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    contemplado desde seis pisos más arriba, se convierte en un acuario extraño y distante repleto de peces curiosos
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    que de nada sirven de todas formas. Todo esto, ahora lo sé, no es más que una broma macabra
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Toda tuya, le digo. Y el mero hecho de verla encadenarse tan jubilosa a la máquina me agota tanto que ni siquiera hago mi cobra post cardio
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    No me gusta pensar, mientras estoy aquí tumbada, temiéndome ya los rigores de mañana por la mañana y sintiendo cómo me hincho por momentos por la visita al Zen y odiando a Ruth por ello
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    En el ascensor, de camino a mi apartamento, ya puedo sentir a esa mitad de cupcake haciendo de las suyas y me pongo a pensar en cuántos minutos de Lifecycle me va a llevar neutralizarla. Más minutos de los que ella estará jamás dispuesta a prescindir
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Y, no sé, me pongo a pensar en todo ese tiempo, en toda esa energía… ¿Sabes? Cuando podríamos haber estado…

    —Cuando podríamos haber estado… —me espolea Ruth, con impaciencia.

    Y tengo en la cabeza esta imagen de un sitio como París. De una mujer caminando por caminar. Con amigas de verdad. Feliz
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Yo solía pesarme todos los días pero de un tiempo a esta parte intento mantenerme alejada de la báscula —dice Ruth—. Ya estoy harta de obsesionarme con un número en concreto, ¿sabes? Creo que así estoy más sana, mentalmente
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    —¡Qué triste! —digo—. Qué vida más triste.
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    Ella asiente, da un buche a su Iron Maiden, y el sabor hace que ponga cara de asco. Parece fango negro pero se supone que es buena para la sangre, que da energía, y la necesitamos
    Rhardycompartió una citahace 2 meses
    empezaré a tener la sensación de que somos un puñado de tristes y gordos roedores a los que estén gastando una terrible broma de mal gusto
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)