Mona Awad

13 maneras de mirar a una gorda

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?


«Una novela ácida, tierna y repleta de humor negro, como el de Lena Dunham en Girls», The Washington Post
«Divertida y desgarradora», People
Una novela original, desenfadada e imprevisible sobre la infelicidad y sobre nuestro derecho ser felices en la que la gordura es el símbolo de las obligaciones que nos imponemos a nosotros mismos.
Lizzie nunca se ha gustado a sí misma, aunque su mejor amiga considere que en realidad ella es la guapa. Intenta ligar a través de Internet, pero le da miedo enviar fotos: sabe que nadie la querría si la viera.
Así que decide adelgazar. Con determinación agotadora, controla las almendras consumidas, los kilómetros recorridos, los kilos perdidos; se vuelve esclava de la dieta, del gimnasio. Y adelgaza. Mucho. Pero la pérdida de peso, no importa cuánto, no trae consigo la felicidad, no obtiene de ella la mínima compensación. ¿Será capaz algún día de no verse como una gorda?
Mona Awad analiza con ironía la cultura de la obsesión por la imagen y por el cuerpo que predica que las mujeres no tienen otro valor que su apariencia física y nos presenta un tierno retrato de una joven cuya vida está secuestrada por su lucha por encajar en la sociedad.

Este libro no está disponible por el momento.
245 páginas impresas
Publicación original
2017
Año de publicación
2017
¿Ya lo leíste? ¿Qué te pareció?
👍👎

Opiniones

    Noemi Serraldecompartió su opiniónel año pasado
    👍Me gustó

    Una vida como pozo: oscura, con algo en el fondo, ¿Un eco?

    Cambia la voz narrativa de vez en vez. Nos ayuda a mirar a la protagonista desde fuera.

    Final abierto.

    Rhardycompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó

    Hilarante y a la vez agudo

    i. 🌤️compartió su opiniónel año pasado
    👎Olvídalo

Citas

    Anacompartió una citahace 4 años
    El universo está en nuestra contra, lo que por otra parte tiene sentido. Así que nos pillamos otro McFlurry y hablamos un rato sobre lo gordas que estamos.
    maleñocompartió una citahace 10 meses
    Mi padre siempre ha opinado que estar gordo es una elección. Cuando estaba en la facultad quedaba a veces con él para almorzar o tomar un café juntos, y entonces se quedaba mirando mis roscas de carne sobrante como si fueran una especie de pieza de ropa extraña que yo me hubiera puesto solo para fastidiarle. Como si mi grasa fuera un complicado turbante o la tiara zombie de Mel o una bandera anarquista que, espoleada por mi impetuosa juventud, hubiese escogido enarbolar y hacer ondear delante de su cara.
    maleñocompartió una citahace 10 meses
    Yo detesto la palabra cachonda. Me hace pensar en sudor y bufidos y pelos ásperos y rizados.

En las estanterías

    Kailas Editorial
    Kailas Editorial
    • 93
    • 60
    Adriana Gómez
    Nana
    • 67
    • 1
    Rhardy
    LiteraturA
    • 14
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)