Rebecca Brown

El vino a dar Libertad a los cautivos

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Escrito por la Hna. Rebecca Brown, este libro presenta un relato honesto y profundo de las actividades de satanás en el mundo de hoy, a la vez que ofrece herramientas escriturales sanas para reconocer y combatir a los satanistas que se infiltran y destruyen las congregaciones cristianas, reconocer y combatir a Satanás en las diferentes formas en que nos ataca, reconocer a los servidores de Satanás y traer los a Jesucristo.
Este libro no está disponible por el momento.
310 páginas impresas

Opiniones

    Christian Cuéllarcompartió su opiniónhace 4 años
    👍Me gustó

    Un muy buen libro. Pido al que lo lea, pida protección y sabiduría al PADRE ETERNO.

    b5698026923compartió su opiniónhace 3 años
    💡He aprendido mucho

Citas

    b5698026923compartió una citahace 3 años
    Muchos santos hoy día confunden la pasividad con la fe. Razonan que lo han puesto todo en las manos de Dios. Si no tienen que morir, Ellos salvará; si tienen que morir, sin duda permitirá que mueran: hágase la voluntad de Dios. Suena correcto, pero ¿es eso fe? No. Es simplemente pasividad perezosa. Cuando no sabemos cuál es la voluntad de Dios, es correcto decir: «No se haga mi voluntad sino la tuya» (Lucas 22:42). Esto no quiere decir que no tengamos que orar específicamente, dejando que nuestras peticiones sean conocidas de Dios. N o debemos someternos pasivamente a la muerte, porque Dios nos ordena actuar en correlación con su voluntad
    Waleska Gonzalezcompartió una citahace 3 años
    A menudo se encontraba citando Números 10:35 donde Moisés dijo:
    «Levántate, Jehová, y sean disipados tus enemigos, y huyan de tu presencia los que te aborrecen".
    Christian Cuéllarcompartió una citahace 4 años
    El Espíritu Santo hablará si nosotros vamos a escuchar Su voz. Cuando suceda, no debemos endurecer nuestros corazones, sino marchar en fe y obediencia de acuerdo con lo que el Espíritu Santo nos ha dicho. Por lo general el Espíritu Santo empieza a hablarle a un creyente señalándole algo que no agrada al Señor. La tentación es no hacerle caso y seguir haciendo lo que al Señor no le agrada. Si hacemos esto estamos «endureciendo nuestros corazones» y dejaremos de recibir mensajes del Señor.

En las estanterías

    Christian Cuéllar
    Guerra Espiritual
    • 6
    • 6
    esteban
    Cristiano
    • 25
    • 1
    Waleska Gonzalez
    Cristianos
    • 2
    yaye yayita
    Naye
    • 1
    Gabriel Candelero Jiménez
    Espiritual
    • 1
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)