Alena Garcia,Marta Escudero,Susana Torresa

Millonario, mafioso y protector

Avisarme cuando se agregue el libro
Para leer este libro carga un archivo EPUB o FB2 en Bookmate. ¿Cómo puedo cargar un libro?
Embarazoso:Con demasiados estudios y sueldos demasiado bajos, hoy día haría lo que fuese por un trabajo bien pagado. Lo que fuese menos la proposición más rara que me han hecho en la vida.Mi jefe, o mejor dicho, mi nuevo jefe si acepto, es Marcos Vidal. Millonario — si no Billonario -, dueño de una empresa internacional de investigación sanitaria, y por supuesto, un vividor con mala reputación — gracias a coches caros y mujeres atractivas -.Sin embargo, tras la entrevista, su proposición es simple; gestar a su bebé. Según él, encontrar mujeres atractivas era fácil, pero encontrarlas atractivas y responsables, no tanto. No cuando tu vida se resume en trabajar de día y disfrutar por las noches.Me fui a casa en shock, sin aceptar. A la mañana siguiente, una carta llega invitándome a cenar a un restaurante de lujo, disculpándose por lo abrupto de la conversación el día anterior. Aparentemente, el “playboy”, a sus casi 40 años, no necesita ni quiere esposa, pero sí un hijo.Seguí sin aceptar. No obstante, Marcos decidió contratarme, y ahí fue cuando mi mundo comenzó a derrumbarse. Poco a poco era inevitable enamorarme de mi jefe. Poco a poco, aquella locura parecía incluso un acto altruista, y a su manera, una forma de tener un hijo que llevase una vida mejor que la que, hasta ahora, estaba teniendo yo.En el fondo sabía que era una locura. No obstante, cada vez era más y más difícil, como asistente personal de aquel hombre, resistirme. Su carisma era innegable, su educación y caballerosidad implacables, y con el paso del tiempo ya no era ese rostro, esa sonrisa, o esos músculos — abdominales incluidos — los que me enamoraban, sino esa forma de, realmente, preocuparse por mí.
Antes del Amanecer:Eva estaba aterrada de que su hermano pequeño hubiese tirado su vida por la borda.Juan en cambio pasó la noche más dura de su vida. Fallar a su país a su corazón.Llovía fuera de la comisaría. Los pies de Eva colgaban en la sala de espera. Su vida había sido bastante difícil toda su vida. Padre alcohólico y ausente, madre deprimida, atiborrada a pastillas desde hacía meses. Había dejado la universidad y empezado a trabajar en una tienda de ropa para poder pagar la luz y la comida de sus hermanos pequeños, aún en edad escolar.Y Eduardo, el mayor de los dos hermanos pequeños, estaba encerrado en comisaría por robo. Se enfrentaba al reformatorio si encontraban alguna prueba e iban a juicio. Lo peor, que Juan, un antiguo amigo y amor platónico de Eva en el instituto, antes de que su caminos se separasen, era el que había encontrado y detenido al muchacho.Eva estaba vulnerable, rota, al borde del colapso. No podía seguir adelante.Juan estaba cansado de encerrar a necesitados y dejar ir a culpables.Así que esa noche, entre un café de máquina y dos personas agotadas en plena madrugada, comenzaron a aflorar de nuevo los sentimientos. Eva miró a Juan a los ojos, y él le devolvió la mirada como si todo ese tiempo hubiesen estados destinados a amarse, pero la vida, el trabajo, la lluvia, no les hubiese.¿Podrá Eva conseguir un respiro en la vida?¿Podrá Juan anteponer sus sentimientos a su trabajo?
Poseída y Protegida:Alicia Lacroix, una joven perdida en París, de padre Francés y madre Española, se veía con su graduado universitario en turismo en una mano y un piso que pagar en la otra. Acababa de terminar su beca erasmus y las facturas ya no se iban a pagar solas, así que, desesperada, aceptó el primer trabajo que pudo.Y no supo dónde se estaba metiendo.
Este libro no está disponible por el momento.
226 páginas impresas

Opiniones

¿Qué te pareció el libro?

Inicia sesión o regístrate
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)