Imágenes de la mente en el mundo natural, John Anderson Pinzón Duarte, Juan Diego Morales Otero, Luis Alejandro Murillo Lara, Raúl Ernesto Meléndez Acuña
Libros
John Anderson Pinzón Duarte,Juan Diego Morales Otero,Luis Alejandro Murillo Lara,Raúl Ernesto Meléndez Acuña

Imágenes de la mente en el mundo natural

Leer
226 páginas impresas
Existen dos preguntas tradicionales en la filosofía de la mente, que típicamente
son tratadas de manera independiente. La primera de ellas es si nuestros estados mentales nos dan alguna clase de acceso al mundo como
es en sí mismo, y —si es así— cómo nos proporcionan este tipo de acceso
y cómo lo podemos justificar. La segunda es cómo encaja la mente en el
mundo natural y cómo puede ser parte del mundo material. La intuición que comparten los autores de los ensayos que encontraremos a continuación es que hay una fuerte conexión entre estas formas de preguntar por la relación
entre la mente y el mundo natural: debe haber una conexión entre la cuestión
de qué tipo de acceso al mundo nos proporcionan nuestros estados mentales
y la cuestión de cuál es el lugar de la mente en el mundo natural. De ser así,
lo que resulta relevante para responder la primera serie de preguntas debe
ser relevante para responder la otra.
Si hay razón en la afirmación de que la filosofía de la mente es el cuestionamiento
por la relación entre la mente y el mundo, las dos cuestiones
mencionadas pueden interpretarse como maneras específicas de formular el interrogante general. Cuando se pregunta cuáles son las maneras en las que los estados mentales nos muestran el mundo se está preguntando por la naturaleza
de la relación entre la mente y el mundo o, lo que es lo mismo, en virtud
de que dicha relación constituye una relación de conocimiento, cómo es que
la mente conoce al mundo. Si bien la respuesta más natural es afirmar que la relación entre la mente y el mundo material es causal, está abierta la pregunta
de por qué una relación causal es también una relación de conocimiento.
Como alguno de los autores cree, no es obvio que los impactos causales que el mundo material tiene sobre la mente sean suficientes para constituir conocimiento.
Y si no es obvio, entonces cabe preguntarse qué debemos agregar a las relaciones causales para que constituyan conocimiento.
Publicación original
2015
Opinión
Agregar a la estantería
Leer
0Lectores
0Estanterías
0Opiniones
0Citas

Opiniones

👍
👎
💧
🐼
💤
💩
💀
🙈
🔮
💡
🎯
💞
🌴
🚀
😄

¿Qué te pareció el libro?

Inicia sesión o regístrate
bookmate icon
Una cuota. Cientos de libros
No solo compras un libro, sino que adquieres toda una biblioteca… por el mismo precio.
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)