Libros
Anna Funder

Stasiland

Durante años se nos vendió que en la RDA no existía oposición al comunismo, una afirmación amparada por la historia y la naturaleza de los alemanes del Este, un pueblo disciplinado y educado para obedecer órdenes. Pero más allá de las condiciones naturales existía el poder de la Stasi, la policía secreta de la RDA, que contaba con el mayor número de miembros y confidentes por ciudadano que cualquier otro estado totalitario de la historia. A través de diferentes entrevistas con antiguos miembros de la Stasi y algunas de sus víctimas, Anna Funder consigue reunir testimonios hasta lograr una visión espeluznante de una sociedad férreamente controlada. Y nos descubre la acción de la policía secreta en Occidente, su infiltración en medios políticos, cómo vendían a los disidentes por divisas de la Alemania Occidental y qué sucedió en los últimos días de la RDA, desde el punto de vista de quienes debían haberla defendido. Stasiland fue galardonado con el Samuel Johnson Prize de la BBC para obras de no ficción en 2004, y finalista del Age Book of the Year Awards, el Queensland Premier?s Literary Awards, el Guardian First Book Award, el South Australian Festival Awards for Literature (Innovation in Writing), el Index Freedom of Expression Awards, y el W.H. Heinemann Award.
389 páginas impresas
Publicación original
2012

Opiniones

    Mariza Rodriguezcompartió su opiniónhace 2 años
    👍Me gustó

Citas

    Xochitl Meseguercompartió una citahace 3 meses
    Stasiland gira en torno a una pregunta: ¿qué es mejor, recordar u olvidar? Para un individuo, no lo sé. Personalmente, me inclino por la memoria…, pero a mí no me ha intentado destrozar la vida ningún Estado. Para una nación, creo que es mejor recordar. La memoria real de una tiranía no puede encontrarse en la voz de sus criminales, de sus sucesores y de sus defensores. Sólo puede descubrirse si se escucha a las víctimas y a los opositores que vieron al régimen como lo que era, que supieron que, si perfeccionas un sistema al servicio de una idea, el coste se traduce en vidas destrozadas, en muertos.
    Xochitl Meseguercompartió una citahace 3 meses
    Hurgué con cautela en las cajas de Stasiland: libretas, casetes y cintas de audio digital, fotografías, diapositivas y negativos. Mientras fuera material para Stasiland, no había problema. Pero, en el proceso, también encontré fotografías más personales, postales y cartas de gente que ya no está en mi vida. Volver de este modo a tu propio pasado supone darte de bruces con pruebas fotográficas de los caminos que no escogiste, de los amigos que no conservaste, de un tiempo trágicamente desperdiciado. Seguramente, sea desenredar la delicada narrativa de ti misma, cosida con el tiempo, historia a historia. ¿Iba a caer ahora en el abismo entre esa joven y yo misma, con casi cincuenta años?
    Xochitl Meseguercompartió una citahace 3 meses
    sorta por la completa y obediente implementación del sistema que perdieron la perspectiva del objetivo (fuera un Estado de pureza racial o política), empantanados como se encontraban en la gestión del día a día.

    Afirmar que un régimen fue «perfeccionado» implica que llevó demasiado lejos unos ideales buenos (fuera bajo una bandera negra o una roja). Deja la puerta abierta (y resulta escalofriante) a la posibilidad de que dichos ideales fueran sensatos inicialmente. Esto lo oí en su momento de algunos ancianos en la Alemania de la década de los ochenta. Opinaban que, aparte de «la historia esa de los judíos, que se les fue de las manos», los nazis tenían ideas y políticas buenas.11 Y lo oí también de boca de muchos hombres que pertenecieron a la Stasi, así como de otros leales al régimen, como Karl-Eduard von Schnitzler, quien me dijo que sí, que «quizá» la vigilancia fue demasiado lejos, pero que los ideales del comunismo eran estupendos, buenos y justos.

En las estanterías

    Roca Editorial
    Roca Libros
    • 726
    • 205
    Carlos Vasquez
    Libros por leer
    • 918
    • 14
    María Fernanda Medina
    #CDLVLA
    • 14
    • 1
    Luis Alberto Barquera
    Alemana
    • 3
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)