James Dashner

Prueba de fuego

    María Stilinskicompartió una citahace 3 años
    Del otro lado, había un hombre aferrado a las rejas con las manos ensangrentadas. Tenía los ojos muy abiertos e inyectados de sangre. Estaba poseído por la locura. Su rostro delgado y quemado por el sol estaba cubierto de llagas y cicatrices. No tenía pelo, solo unas manchas verdosas que parecían moho. Una cortada salvaje le atravesaba la mejilla derecha. A través de la herida, que estaba en carne viva y supuraba, Thomas pudo ver algunos dientes. De la barbilla del hombre escurrían chorros de saliva rosada que se mecían con sus movimientos
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    A causa de su pierna enferma, Newt
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    Sabía que salvarte valía la pena aunque implicara la posibilidad de perder lo que podríamos haber tenido tú y yo.
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    —Hey, Tommy —dijo Newt
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    —¿Qué aspecto tenía Raquel mientras agonizaba?
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    —De acuerdo con lo que Teresa nos contó, nosotros nos escapamos de nuestro Laberinto tres días antes que ustedes. Perdimos menos gente y, en la huida, matamos a más Penitentes.
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    Pero gracias de nuevo por cuidar que no mataran a este maldito marica mientras andaban de fiesta.
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    Newt se acercó a él con una sonrisa franca.

    —Tommy, me alegro de que no estés muerto. Estoy realmente muy feliz.
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    Tenía su boca apoyada en el cuello. Cada vez que los labios de ella chocaban contra su piel, una ola de placer inundaba su interior.
    Ni idea.compartió una citahace 2 años
    THOMAS, TÚ ERES EL VERDADERO LÍDER
fb2epub
Arrastra y suelta tus archivos (no más de 5 por vez)